El Factoría Sound de Avilés estrena una nueva edición avalado por el éxito del año pasado

El Factoría Sound de Avilés estrena una nueva edición avalado por el éxito del año pasado

Los conciertos programados a lo largo de 2017 en la Factoría Cultural tuvieron una media de 90 asistentes

R. A. AVILÉS.

El departamento municipal de Cultura sorprendió el año pasado con una programación de conciertos de música independiente en un nuevo escenario: el de la Factoría Cultural, hasta entonces apenas utilizado. El ciclo de denominó Factoría Sound y se estrenó con las actuaciones de The Soulbreaker Company y Aftermaths. El primer ciclo se compuso de bandas asturianas, nacionales e incluso internacionales, lo mismo que el que se inicia hoy con los suecos Hellsingland Underground.

«Uno de los objetivos del mandato era seguir avanzando en el proyecto de la Factoría Cultural, cuya parte escénica estaba aún sin desarrollar», señala la concejala de Cultura, Yolanda Alonso. La idea era utilizar ese espacio como referente y como catalizador de grupos de aquí pero, a la vez, también conseguir atraer a formaciones que se encontraban de gira y que, de otro modo, era difícil que recalasen en Avilés.

El Factoría Sound gozó muy pronto de buena aceptación entre los amantes de la música. La media es de unas nueve decenas de personas por concierto, llegando a haberse contabilizado hasta 140 asistentes en algunas de las actuaciones programadas. «Estamos bastante satisfechos y se puede decir que estamos ya consolidándonos», dice Alonso, que considera que el escenario de la Factoría Cultural «está muy bien equipado y es muy propicio para conciertos en pequeño formato».

El Ayuntamiento prepara una exposición de fotos de conciertos para el mes de marzo

Hasta mayo están programadas las actuaciones de los americanos Greasy Tree, Delta Moon y Them Dirty Roses, los británicos The Brew y los vascos Dead Bronco. «Tratamos de conjugar grupos internacionales con otros más locales, y tocar géneros desde el rock hasta el soul pasando por el funk, el blues o el jazz», explica la concejala. De esta manera, el Ayuntamiento pretende cubrir el vacío existente en la ciudad entre los conciertos íntimos en los bares y los grandes de loa auditorios.

Una exposición

El nuevo ciclo se complementará con una exposición que el departamento de Cultura está organizando con imágenes tomadas en los diferentes conciertos del año pasado por fotógrafos locales que acuden a las actuaciones y toman imágenes. La muestra se llevará a cabo en torno al mes de marzo en la propia Factoría.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos