Las facturas de agua facilitadas a la Cofradía de Pescadores llegan a la Audiencia Provincial

C. R. AVILÉS.

La inquilina de unos de los pisos del barrio del Nodo que la Cofradía de Pescadores quiere recuperar ha llevado al acceso a sus facturas de consumo de agua por parte de la entidad a la Audiencia Provincial. Su abogado Manuel Barba ha presentado un escrito de alegaciones contra el archivo provisional por parte del Juzgado de Instrucción Número 4 al considerar que los documentos se han conseguido «sin consentimiento ni autorización» de su cliente.

El letrado considera que esto contraviene manifiestamente el artículo 197.1 del Código Penal y pertenece «a la intimidad de la titular del contrato de suministro, además de ser datos personales protegidos». Recuerda que estas facturas se pudieron solicitar a la arrendataria, bien de forma directa o según las actuaciones previstas en la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Respecto a la exposición pública de esos datos en la empresa, argumento expuesto por la fiscal y aceptado por la magistrada-jueza, Barba matiza que el interesado debe acreditar previamente, mostrando su DNI, que es el titular del contrato. «Lo que se publica es el anuncio, no el padrón fiscal», apunta.

Paralelamente, representantes de la Cofradía y socios desfilarán en las dos próximas semanas por los juzgados de Avilés. Mañana, por ejemplo, un exmiembro del Cabildo de la Cofradía, declarará como testigo en relación con la presunta falsificación de firmas en las actas del órgano de gobierno. El jueves, se celebrará el juicio por desahucio suspendido por el Juzgado de Primera Instancia Número 2 el pasado mes de noviembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos