Fallece un pescador avilesino tras caer a la mar desde un acantilado en Lugo

Agentes de la Guardia Civil esperan en el puerto de Celeiro la llegada del pesquero con el cuerpo que rescató al yerno de la víctima. / E. P.
Agentes de la Guardia Civil esperan en el puerto de Celeiro la llegada del pesquero con el cuerpo que rescató al yerno de la víctima. / E. P.

Marcos del Blanco, de 61 años y copropietario de la chapistería Peña Corada, sufrió un resbalón, y su yerno, que se lanzó al agua para salvarle, tuvo que ser rescatado por un pesquero

J. F. G. AVILÉS.

Marcos del Blanco Rodríguez, vecino de Avilés de 61 años de edad, copropietario de la chapistería Peña Corada y prejubilado de Arcelor, falleció ayer tras caerse al mar cuando pescaba a caña desde un acantilado del municipio de Xove, en la provincia de Lugo. Su yerno, Luis H. H., de 33 años, se lanzó al agua con ánimo de auxiliarle pero no pudo hacer nada para salvar su vida. Ambos fueron rescatados por un pesquero que faenaba en la zona, pero Del Blanco era ya cadáver y su yerno presentaba leves síntomas de hipotermia, por lo que fue trasladado al Hospital Da Costa.

Los dos se habían desplazado a primera hora de la mañana a la costa lucense junto con un tercer pescador, vecino de Las Vegas, que fue quien dio la voz de alarma. Según la información facilitada por el Centro Integrado de Atención a Emergencias de Galicia (CIAE) y Salvamento Marítimo, el suceso tuvo lugar en torno a la una y media de la tarde en Punta Mansa, en la parroquia de Vilachá, una zona rocosa próxima a Burela muy frecuentada por pescadores asturianos que acuden allí en busca de xargos.

Salvamento Marítimo movilizó a la embarcación 'Salvamar Alioth' y al helicóptero de rescate 'Pesca 2', que no llegaron a intervenir. Cuando llegaron a la zona del accidente la víctima mortal y su yerno ya habían sido rescatados por el pesquero 'Ana Belén', que los llevó al cercano puerto de Celeiro. Una vez en tierra, la Autoridad Judicial se hizo cargo del cadáver, que fue trasladado al Instituto Anatómico Forense, donde se le practicará la autopsia, mientras que Luis H. H. fue evacuado al referido hospital, en Burela. En un principio su estado no revestía gravedad.

Según el testimonio de ambos pescadores, Del Blanco se cayó al agua, ayer en relativa calma, tras sufrir un resbalón. Casado y padre de dos hijos, «se había prejubilado de Arcelor hace ocho meses. Era su hobby, su pasión. Llevaba pescando toda la vida y ahora que tenía tiempo iba a Galicia con mucha frecuencia. Nunca le había pasado nada, y ahora...», manifestó a este periódico uno de sus hermanos, también copropietario de Chapistería Peña Corada, un negocio familiar sito en la calle La Marcha del Hierro abierto hace veinticinco años. «Éramos nueve, ya solo quedamos cinco», lamenta. Su esposa, sus dos hijos, un sobrino y otro hermano viajaron a Burela nada más conocer la tragedia. «Dicen que resbaló, pero de momento no sabemos nada más», añadió. La investigación ha quedado en manos de la Guardia Civil.

Dos en un mes

Es el segundo pescador asturiano que fallece en la costa lucense en menos de un mes. Así, el pasado 20 de octubre un paseante encontraba en una cala el sin vida del hostelero gijonés Luciano 'Chano' Castañón, que había desaparecido la víspera cuando pescaba en la cercana playa de As Illas, donde se concentró la búsqueda en las primeras horas.

El hostelero, de 62 años, disfrutaba junto a su esposa de unos días de descanso en un camping de Barreiros y ese día decidió ir a pescar, como acostumbraba. Al ver que no regresaba, la mujer dio la voz de alarma y varios amigos salieron en su búsqueda, a la que posteriormente se unirían efectivos policiales y de Salvamento Marítimo. Pronto se localizó el vehículo, un Nissan X-Trail, en el aparcamiento de playa de As Illas. En las operaciones de búsqueda también intervino un helicóptero, aunque el cadáver no aparecería hasta el día siguiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos