130 familias de Avilés demandan una vivienda pública

Carmen Mosegui, directora de la Fundación San Martín, y Yolanda Alonso, concejala de Promoción Social, durante la jornada de vivienda. /  MARIETA
Carmen Mosegui, directora de la Fundación San Martín, y Yolanda Alonso, concejala de Promoción Social, durante la jornada de vivienda. / MARIETA

La mayoría la solicita por el elevado precio de su alquiler actual. El año pasado se entregaron 28 pisos, seis de ellos del Ayuntamiento

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

La jornada técnica que la Concejalía de Promoción Social dedicó ayer a la vivienda sirvió para dibujar un mapa de los distintos programas que desarrolla el Ayuntamiento en esta materia y establecer la radiografía del parque de vivienda municipal. Hay 130 familias que demandan una vivienda pública en Avilés, la mayoría lo hace porque la renta que está pagando actualmente es elevada en relación a sus ingresos y otras porque las condiciones del piso en el que residen no se adaptan a las necesidades familiares.

El Ayuntamiento, a través de la Fundación San Martín, tiene 107 viviendas en propiedad (tres de ellas de Ruasa) de las que 89 están ocupadas. Las que no lo están se debe a que son parte de distintos programas, como el de El Reblinco en el que se han demolido varias de las casas por no reunir condiciones de habitabilidad. En total unas cuatrocientas personas residen en viviendas que son propiedad municipal. A ellas habría que sumar las que residen en los doscientos pisos del programa Avilés Alquila, en el que el Ayuntamiento establece una serie de garantías de cobro al propietario.

La renta que abonan quienes viven en una de casa titularidad municipal alcanzó el año pasado una media de 83,17 euros, frente a los 76 del ejercicio anterior. La más alta es de 245 euros, mientras que la más baja es de cincuenta. El alquiler no puede superar el 20% de los ingresos de la unidad familiar. En cuanto a los impagos, un 20% de los inquilinos debe entre uno y tres meses y un 2,4% más de tres meses.

Los cambios introducidos en las ayudas han hecho que aumenten las peticiones El Ayuntamiento quiere profundizar en planes para jóvenes, mayores y sin techo

Todos estos datos fueron desgranados en esta jornada por la concejala del área, Yolanda Alonso, y la directora de la Fundación San Martín, Carmen Mosegui, que destacó la labor en los últimos años de las trabajadoras y educadoras sociales que ha llevado a que los impagos se hayan reducido notablemente.

La comisión que valora las ayudas en relación a la vivienda y la entrega de las mismas se reunió el año pasado en once ocasiones. Al concluir 2017 se habían entregado 28 viviendas a otras tantas familias, de las que 22 eran de Vipasa, es decir, autonómicas, y el resto municipales.

Nuevo perfil

Yolanda Alonso repasó la política de vivienda «en la agenda pública de la ciudad desde hace muchos años a través de una política integral». Recordó que la mayor parte de los ayuntamientos gestionan ayudas a la vivienda, «pero nosotros lo hacemos a través de una convocatoria pública que ha hecho que el perfil del solicitante haya cambiado en los últimos años». Precisamente a ese hecho achacó el aumento en el número de solicitudes atendidas en 2017, además de a haber eliminado de los requisitos que el solicitante tuviera que estar desempleado. De esta forma, entre las solicitudes de ayudas se encuentran trabajadores con salarios bajos o empleo precario, mujeres con cargas familiares y también jubilados con pensiones pequeñas, explicó la concejala.

En cifras, el año pasado se produjo un aumento en el número de solicitudes para garantizar el suministro energético pasando de los 177.088 euros de 2016 a los 201.808 euros y de 644 familias beneficiarias a 718. Y en cuanto a las ayudas al alquiler municipales, alcanzaron los 381.000 euros cuando la partida presupuestaria inicial era de 240.000.

En este mismo sentido de dar respuesta a nuevas necesidades que van surgiendo en Avilés situó la nueva convocatoria que se hará este año de ayudas al pago de la hipoteca. «Habíamos detectado que muchos de los propietarios que solicitaban la ayuda que ya tenemos para el pago de la comunidad de propietarios tenían hipoteca, con lo que lo normal es que también tengan dificultades para hacerle frente», apuntó la directora de la Fundación San Martín sobre esta nueva convocatoria.

La oficina de vivienda, de la que se encarga la Fundación San Martín, gestionó un total de 1.900 expedientes el año pasado, entre ellos quinientos de los 576 dirigidos al Principado para conseguir ayudas regionales al alquiler, y movilizó 800.000 euros en ayudas municipales.

Profundizar en las viviendas para colectivos sin hogar a través del programa Housing First, las destinadas a jóvenes con la rehabilitación de viviendas de maestros en los barrios de La Luz y Versalles con el programa europeo DUSI o la construcción de viviendas colaborativas para personas mayores, así como ampliar los propietarios que se acojan al programa Avilés Alquila, se encuentran en el plan estratégico que se ha marcado el equipo de gobierno hasta el año 2020 en esta materia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos