El 70% de las familias inquilinas de Vipasa en Avilés ingresa menos de 532 euros mensuales

El portal de una de las viviendas de Vipasa en Avilés, en una imagen de archivo.
El portal de una de las viviendas de Vipasa en Avilés, en una imagen de archivo. / MARIETA

La renta media en los pisos de la empresa pública en el concejo es de 69,20 euros. Aún así, siete familias solicitaron una rebaja del alquiler

RUTH ARIAS AVILÉS.

La recomendación más habitual es que no se debe invertir más del 35% de los ingresos mensuales en los gastos de vivienda, un porcentaje que, en el caso de que los sueldos de la familia o las ayudas que reciben sean bajos, puede llegar a ser muy complicado de cumplir. Viviendas del Principado (Vipasa), la empresa pública dependiente de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales, ha logrado rebajar el porcentaje aún más para los inquilinos de alguna de las 448 viviendas cuyo alquiler gestiona en el concejo de Avilés, para las que ninguna familia abona una renta superior al 20% de los ingresos.

En Avilés, el precio medio del alquiler de estas viviendas sociales es tan bajo como 69,20 euros. Nada extraño si se tiene en cuenta que uno de cada tres inquilinos de este parque público de viviendas del Principado vive del salario social. El precio en Avilés es sustancialmente más bajo que el del conjunto de Asturias, donde se llega a los 84 euros de media. Eso es lo que las familias abonan, siempre en función de sus ingresos, para los 9.587 pisos que Vipasa gestiona actualmente en el Principado, según los datos de la memoria del organismo correspondientes al pasado 2016.

A pesar de esos precios, muy por debajo de lo que es habitual en el mercado libre, aún sigue habiendo un elevado número de familias que no se lo pueden permitir. De hecho, el 70% de las familias que residen en alguno de los inmuebles de la empresa pública ingresó el año pasado menos del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, el IPREM, es decir, menos de 532 euros mensuales.

En estos casos de máxima necesidad, siempre es posible renegociar el alquiler con la empresa pública. El año pasado se llevó acabo ese trámite con 94 familias en el conjunto de Asturias, de las que se llegó a un acuerdo con 75. En el caso de Avilés hubo siete peticiones de reducción de renta, de las que cuatro fueron atendidas. «Siempre que una familia justifica su falta de ingresos, Vipasa adecua el precio del alquiler», recuerda la Consejería.

Después de la vivienda social, ya no queda apenas nada para estos inquilinos que no son capaces de hacer frente a la renta. Aún así, la crisis ha hecho multiplicarse la cifra de renuncias a estos alquileres. Por ello, el Principado ha cerrado con los Ayuntamientos un protocolo para actuar en casos de impagos e tratar de evitar desahucios, especialmente cuando estos se producen por la falta de ingresos de las familias. Este nuevo «protocolo de impagos» es una herramienta que pretende estrechar la coordinación con los servicios sociales municipales, para detectar situaciones de impago en el parque de vivienda pública cronificadas o nuevas y si es necesario adaptar los aspectos del contrato de arrendamiento a la situación económica de cada hogar. «Esperamos que los resultados de este protocolo puedan verse ya durante el ejercicio», afirman desde Vipasa.

Reparaciones

A lo largo del año pasado, además, Vipasa intervino en cerca de un millar de pisos ocupados en Asturias para realizar diversas reparaciones en ellos. En Avilés se llevaron a cabo trabajos en 43 de ellos, lo que equivales casi a un 10%. Se recuperaron además hasta 34 viviendas vacantes, que pudieron posteriormente ser puestas a disposición de nuevos inquilinos.

También aquí se esperan novedades este año. El cambio de estructura de Vipasa que se produjo el pasado mes de diciembre conllevó que el servicio de inspección de viviendas, hasta entonces integrado en el departamento de administración, se integrase en otro departamento, el de mantenimiento y reparaciones, con el objetivo de llevar a cabo «una tarea de mantenimiento preventivo del parque público de viviendas».

La empresa pública vivió en 2016 un año de intensa actividad en el que se alcanzó una cifra récord de solicitantes, que llegó a los 8.140 para el conjunto de Asturias. También se elevó el número de beneficiarios, que ascendieron a 5.146. Desde enero hasta diciembre se gestionaron 459 nuevos contratos de alquiler, lo que ha supuesto que cerca de un millar de personas se hayan visto beneficiadas de los programas de vivienda en alquiler del Principado.

Fotos

Vídeos