Los feriantes reclaman un nuevo espacio en el que instalarse en San Agustín

Alejandro Castañosa, ayer en su tren de la bruja, en Sama de Langreo. / JUAN CARLOS ROMÁN
Alejandro Castañosa, ayer en su tren de la bruja, en Sama de Langreo. / JUAN CARLOS ROMÁN

Los trabajadores lamentan la decisión de Festejos de suspender el ferial y se quejan de los trámites necesarios para colocar sus atracciones

S. G. AVILÉS.

La decisión de Festejos de no instalar el ferial infantil en las fiestas de San Agustín del próximo mes no ha gustado nada a los feriantes, que llevan sin instalarse en la ciudad desde el año pasado. La falta de solicitudes es la razón esgrimida por el Ayuntamiento para tomar la decisión aunque no parece contentar a los trabajadores del sector que reclaman otro espacio para poder instalarse y «no perder el verano».

El lugar escogido para albergar el recinto ferial era el aparcamiento del Complejo Deportivo Avilés pero al presentarse cinco solicitudes para siete parcelas y no llegar al mínimo, establecido en nueve, las fiestas de la ciudad no tendrán barracas. «Es ilógico, no se entiende que los días grandes de la ciudad no cuenten con atracciones para los niños, y todo por cabezonería del Ayuntamiento», lamentaba ayer Alejandro Castañosa, uno de los feriantes que solicitó instalarse en El Quirinal y no podrá hacerlo. El colectivo reclama ahora que «se habilite un espacio para los que lo solicitamos podamos colocar nuestros montajes, ya sea en El Quirinal o en La Exposición».

Las quejas de los feriantes van en varias direcciones. En primer lugar no acaban de ver con buenos ojos que las atracciones infantiles y juveniles se instalen en El Quirinal. «Es un sitio pequeño, en un aparcamiento y apartado del resto de la fiesta. Ya nos quejamos el año pasado y volvimos a hacerlo en Navidad, pero desde Festejos se han empeñado en que sea allí y no sabemos por qué», recalca Castañosa. Por otro lado, lamentan que no se ceda la pista de La Exposición para este fin, aunque, como recuerda, sí se permiten ahí otros eventos y festivales. Es un lugar más céntrico y espacioso. No nos pueden decir que es por motivos de peso, como se nos dijo el año pasado para prohibirnos la instalación. Solo cinco solicitudes de atracciones, podríamos estar allí sin problemas», apunta.

«Nos piden trámites como si fuéramos un parque de atracciones fijo y no lo somos»«El no instalarnos en estas fiestas se agrava porque este año no se celebra Versalles»

Los feriantes llevan meses reclamando una zona fija en la que instalarse, que contente a todos, y mejoras en la tramitación de los permisos. Y es que esa es su tercera queja, «la cantidad de documentación que piden es parecida a la que tiene que tener en regla un parque de atracciones fijo pero no entienden que nosotros nos vamos moviendo por muchas fiestas. Aún así te esfuerzas e intentas reunir todos los papeles e informes técnicos y ni con esas logramos instalarnos».

Los problemas en Avilés suceden a los acaecidos en Piedras Blancas a principios de julio por eso los feriantes lamentan la situación a la que se ven abocados. «Nos perdimos el fin de semana en Castrillón, ahora tampoco habrá San Agustín y a eso súmale que Versalles tampoco hará fiestas. Nos quedamos en casa mucho tiempo, pero eso sí luego nos reclaman que paguemos la seguridad social y los autónomos, ambas cosas son incompatibles porque no tenemos dinero. Vivimos de cuatro meses buenos al año», recalca Alejandro Castañosa.

Los cinco feriantes que optaron a las parcelas del recinto de El Quirinal seguirán intentando que el Ayuntamiento ceda y les deje un espacio en el que instalarse y «salvar así el verano». Para ello se reunirán el próximo lunes para redactar un escrito que presentarán en el Consistorio aunque no descartan tener que movilizarse. «Esto no puede seguir así se nos tiene que tener en cuenta porque quieran o no, vivimos solo de esto y tenemos que defenderlo», apuntó Castañosa.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos