Festejos dice haber hecho «todo lo posible» por los caballitos y repetirá el concurso en Navidad

Atracciones de feria en unas fiestas locales.
Atracciones de feria en unas fiestas locales. / MARIETA

Los feriantes pedirán una entrevista con la concejala Ana Hevia, que asegura que recibieron «información de primera mano» de la licitación

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

La concejala de Festejos, Ana Hevia, confirmó ayer que el gobierno municipal mantendrá el concurso como fórmula para la organización de un ferial durante las fiestas de la ciudad después de que la última convocatoria haya terminado con un número de ofertas insuficiente según la licitación. «Nuestra intención es que las diferentes fiestas de Avilés cuenten con un recinto ferial. Volveremos a publicar los pliegos en Navidad con la intención de facilitar su instalación, pero sin renunciar a los requisitos de seguridad y control de las instalaciones tal y como establece la legislación», aseguró ayer.

Hevia recordó que las próximas fiestas de San Agustín contarán con actividades infantiles, como las proyecciones al aire libre en la plaza de España y Divertilandia, ya se ha convertido en un clásico de las fiestas.

Sin embargo, la polémica por la ausencia de barracas de feria en las próximas fiestas de San Agustín sigue al pie de la calle. Ayer, los industriales afectados confirmaron que solicitarán una entrevista con la concejala para conseguir su presencia en la ciudad. Hasta el momento, su interlocutor ha sido un técnico municipal.

El PP reclama al gobierno «diálogo» con los afectados para que haya caballitosEl gobierno afirma su sorpresa cuando sólo se recibieron ofertas de cinco industriales

Por su parte, el Partido Popular reclamó ayer, a través de un escrito de su concejala Reyes Fernández Hurlé, la presencia de los tradicionales caballitos en las fiestas. Hurlé demandó a la concejala que se reuniese con los feriantes para acercar posturas y lograr que en Avilés se instale un ferial.

Desde el PP se responsabiliza a Ana Hevia «por no tener unas líneas generales definidas de actuación para que esto no suceda. Parece que la experiencia de las fiestas de El Bollo no le ha servido para nada». La conclusión de Hurlé es que «los avilesinos vuelven a sufrir la mala gestión del PSOE».

Frente a este análisis, la concejala de Festejos defiende la gestión del gobierno que «ha hecho todo lo posible para garantizar la instalación del recinto ferial de San Agustín en el aparcamiento público de la calle Fuero de Avilés».

Ana Hevia recordó que la ubicación de las barracas implicaría el cierre del aparcamiento público que, además, goza siempre de una alta ocupación. «Establecimos como requisito mínimo la ocupación de nueve parcelas, por debajo de esta cifra consideramos que no se justifica anular el uso de esta instalación», aseguró.

«Fueron informados»

En todo este proceso, el gobierno cumplió la legalidad y, por esa razón se convocó un concurso público para respetar los principios de publicidad y concurrencia sacando a licitación pública las quince parcelas que los técnicos establecieron en ese espacio. Hay que darse cuenta que en el diseño del ferial se debe dejar un espacio amplio para que los usuarios puedan desplazarse, además de la superficie de las barracas, generalmente con los equipos electrógenos y las casetas de venta.

«Una vez que los pliegos técnicos y administrativos que regulan la instalación del ferial se publicaron en la sede electrónica y en los medios de comunicación, personal de Festejos contactó directamente con los industriales que habitualmente trabajan en Avilés para que fueran conocedores de primera mano de los requisitos establecidos», aseguró la concejala. En este contexto, Ana Hevia expresó su «sorpresa cuando sólo recibimos ofertas por parte de cinco industriales de atracciones para ocupar siete parcelas, pese al interés que han mostrado por instalarse».

La adjudicación de las parcelas se realizaba mediante subasta, concediendo el espacio a la oferta más alta a partir de un mínimo fijado en la convocatoria. Las pujas que debían hacer, la completa documentación y la obligación de presentarla en determinados plazos provocaron, según declararon los propios industriales, el escaso número de ofertas presentadas.

Fotos

Vídeos