Festejos logra acreditar todos los abonos realizados desde la cuenta de pagos a justificar

Numeroso público en un pasado Descenso de Galiana.
Numeroso público en un pasado Descenso de Galiana. / MARIETA

Los nuevos informes aportados durante la instrucción judicial documentan la mayor parte de los 14.876 euros que la primera auditoría no identificaba

RUTH ARIAS AVILÉS.

En la decisión del juez de sobreseer y archivar la causa de las facturas de Festejos han tenido mucho que ver varios nuevos informes presentados durante la instrucción. A lo largo de los últimos meses tanto la Intervención municipal como el Tribunal de Cuentas remitieron sendos documentos al juzgado, que se sumaron a otro realizado por dos economistas avilesinos, Jesús Sanmartín y Mónica García, encargado por la defensa, todos ellos emitidos tras las alegaciones presentadas por la concejala Ana Hevia y por el gerente del departamento.

El escrito de los economistas supone una especie de segunda auditoría, toda vez que la primera -la encargada por el propio Ayuntamiento a la empresa Global Local Audit el año pasado- no había logrado encontrar explicación para 14.876 euros que no se correspondían con «ningún justificante de gastos aportado» o bien este no se correspondía con la realidad. En él ha logrado acreditarse el destino de todo el dinero salvo algunas cantidades mínimas, unos fondos que, en todos los casos, se utilizaron para abonar servicios correspondientes al departamento, prestados por terceros para los distintos y variados eventos que la concejalía de Ana Hevia realiza a lo largo del año.

El propio Tribunal de Cuentas señala que «no cabe apreciar daño real efectivo al erario municipal , por cuanto la salida de fondos ha quedado justificada por una finalidad pública afecta a las competencias municipales». Los documentos que justifican los distintos abonos realizados a través de la cuenta de pagos a justificar en el período investigado, entre los años 2013 a 2016, fueron aportados y, finalmente, se lograron disipar las dudas que planteaba la primera auditora, que había localizado un total de 16.664 euros que, o bien sus receptores no se correspondían con los que figuraban en la contabilidad municipal o no tenían justificante de ningún tipo.

Salvo cuantías muy pequeñas, se han aportado recibís o facturas de los pagos

El trabajo ha resultado complicado por la elevada cantidad de pagos efectuados, casi todos ellos de cuantías muy pequeñas y realizados a diferentes entidades y también personas físicas que no tienen la capacidad de emitir factura. Entre los cobradores reales del dinero se encontraban músicos, artesanos o participantes en alguno de los desfiles de las fiestas.

Fotos

Vídeos