La Filarmónica abre la celebración de su centenario a todos los avilesinos

Miembros de la junta directiva de la Sociedad Filarmónica con la concejala de Cultura. /  MARIETA
Miembros de la junta directiva de la Sociedad Filarmónica con la concejala de Cultura. / MARIETA

Constará de una cena y un concierto a cargo del Cuarteto OSPA que interpretará el mismo programa del primer recital de la entidad

C. DEL RÍO AVILÉS.

El Cuarteto OSPA, formado por miembros de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias y profesores del Conservatorio Superior de Música Martínez Torner de Oviedo, pondrá música al centenario de la Sociedad Filarmónica Avilesina. El sábado 27, el mismo día que cien años antes sonara el primer concierto organizado por aquella recién creada entidad, se repetirá un programa que entonces fue interpretado por el Cuarteto Arbós.

Marino Soria, director de la Sociedad, destacó ayer la dificultad de recrear aquel recital. No solo por la necesidad de que el cuarteto incluyera un piano, sino por el programa en sí, «precioso y complicado». Por eso ayer, en la presentación de los actos del centenario en el Ayuntamiento de Avilés, quiso agradecer la buena predisposición de la OSPA desde el primer momento y a los músicos «que han podido montar este programa en tan poco tiempo». El cuarteto está formado por Fernando Zorita (violín), Vicente Alamá (viola), Yves-Nicolás Cernea (violonchelo) y Mario Bernardo (piano). El concierto se celebrará en el auditorio de la Casa Municipal de Cultura, a partir de las ocho y cuarto de la tarde.

El programa incluye la Sonata para violín y piano nº 2 en Sol menor, Op. 13, de Edvard Grie, y tres piezas originales en el estilo español, Op. 1, de Enrique Fernández Arbós, en la primera parte. En la segunda se interpretará el cuarteto con piano en Mi bemol, Op. 47, de Robert Schumann.

El día anterior, el viernes 26, se celebrará el acto institucional conmemorativo con una cena en el Hotel 40 Nudos-La Serrana. En el transcurso de la misma se distinguirá a María del Carmen Dolores Menéndez Conde (Lolina Conde), la socia más antigua de la Filarmónica, desde 1957. Quienes deseen acompañar a los socios podrán retirar previamente la invitación en el hotel a un precio de treinta euros.

Tanto a la cena como el concierto está abiertos a los no socios «para que nos conozcan, por si hay aún alguien que tras cien años no nos conoce». Llegar a más público es un objetivo compartido con la concejala de Cultura, Yolanda Alonso, y los conciertos organizados por la Fundación Municipal de Cultura.

Tesón y calidad

Alonso señaló la «importancia» para Avilés, «una ciudad cultural de larga trayectoria», de este centenario. «Quiero felicitar a los miembros de la Sociedad por su tesón, a pesar de las dificultades, no solo económicas, también de relevo generacional, han mantenido la calidad de la programación», alabó la concejala. Asimismo, invitó a los avilesinos a rendir homenaje a la Filarmónica en su efeméride participando en los actos «y no solo como espectadores».

Marino Soria repasó las fechas de nacimiento de estas sociedades en Asturias desde que en 1898 se fundó la de Bilbao, la más importante de todas, y celebró el logro de un temporada estable de conciertos en Avilés y un público para ella. «Supuso el paso por Avilés de todos los grandes artistas. Arthur Rubinstein tocó en Bilbao y dos años después en Avilés. Hoy en día sería impensable», afirmó.

Agradeció el apoyo del Ayuntamiento, principalmente en cuanto a infraestructura. «Disponer de ese auditorio no tiene precio», recalcó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos