Las filtraciones inutilizan la cancha central del Complejo Deportivo La Magdalena

El sistema empleado para tratar de secar la cancha. / LVA
El sistema empleado para tratar de secar la cancha. / LVA

La Fundación Deportiva Municipal dará hoy una solución a los clubes afectados después de que el fin de semana no se pudiese usar

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

La Fundación Deportiva Municipal de Avilés avanzará hoy lunes a los equipos afectados una solución para el problema generado en la cancha central del Complejo Deportivo de La Magdalena, ya que las filtraciones de agua han impedido que la instalación se utilizase durante el fin de semana. Los más afectados fueron los equipos de la cantera del Bosco-Atlética Avilesina.

El encuentro juvenil se disputó en el Polideportivo de Jardín de Cantos y partidos cadetes se trasladaron a las canchas exteriores que, con las condiciones del sábado, no era lo más apropiado. Además un partido de categoría alevín se suspendió. El problema comenzó a notarse el pasado viernes hasta el punto de suspender los entrenamientos previstos.

Ahora los clubes esperan lo que sucederá durante los próximos días. En algunos casos, con cierta inquietud como sucede con el Cafés Toscaf Atlética-Avilesina que el próximo fin de semana juega un partido decisivo para sus aspiraciones contra el Metlife Safa.

Según explicaron varios de los equipos afectados, «el agua se infiltra por debajo de la cancha. Cuando estás sobre la goma, el suelo se vuelve irregular y la sensación es de flotar».

Los equipos consultados aseguran que la situación no es nueva y se viene repitiendo desde hace años, aunque este invierno el nivel de las filtraciones ha crecido hasta el punto de ser incompatible con la práctica deportiva. Junto a la necesidad de evitar este fenómeno, los clubes temen que el agua dañe la goma de la cancha.

El agua ya provoca irregularidades en el suelo y el temor de los equipos es que su arreglo sea caro. No se puede olvidar que, actualmente, el Ayuntamiento no cuenta con presupuesto y, posiblemente, no disponga de libertad total de gestión hasta abril o mayo, con lo que la capacidad de asumir gastos imprevistos como estos es mínima.

El mayor problema para los clubes es que el suelo de la cancha central de La Magdalena es de goma, opción que prefieren los equipos de balonmano y aquellas disciplinas con un contacto fuerte con el suelo. El resto de instalaciones optaron por el parqué, salvo La Toba. Esto permitiría salvar el escollo de los entrenamientos, pero la capacidad de La Toba para albergar público es mucho más reducida que La Magdalena, algo que afectaría a la formación senior del Cafés Toscaf-Atlética en la parte decisiva de su temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos