El 'Menda Lerenda' de Avilés a la Policía: «Soy ciudadano del mundo»

El 'Menda Lerenda' de Avilés a la Policía: «Soy ciudadano del mundo»

La fiscal pide seis meses de prisión y retirada de carnet de conducir a R. V. V., que no compareció en el juicio

Cristina Del Río
CRISTINA DEL RÍOAvilés

La Fiscalía ha pedido seis meses de cárcel para R. V. V. por identificarse como 'Menda Lerenda' en un control de la Policía Local en el que exhibió documentación de un país ficticio llamado 'República Errante de Menda Lerenda'.

En el juicio celebrado hoy en el Juzgado de lo Penal Número 1, los agentes de la Policía Local que dieron el alto a su coche en un control de alcoholemia llevado a cabo el pasado mes de marzo explicaron que la primera pregunta que realizó R. V. V. fue si estaba en territorio español. «De momento, creo que sí», le respondió el agente.

Según su relato, el individuo comenzó a «desvariar, diciendo que él era ciudadano del mundo y que estábamos cortando su derecho a la libertad de movmientos y que no veía por qué tenía que someterse a la prueba de alcoholemia».

Afirmaron que les llevó un tiempo tranquilizarlo y hacerle entrar en razón, ya que se negó a bajarse del vehículo, bajó los pestillos y comenzó a grabar a los policías con su teléfono móvil.

Tras convencerlo para realizar el control de alcoholemia, que dio negativo, quisieron que se someteria al test de droga porque sus «pupilas, ojos, rostro y comportamiento» y el «olor a marihuana o hachís en el interior del coche » les hacían pensar que podría estar bajo la influencia de sustancias estupefacientes.

En el cacheo realizado antes de subir al furgón, le encontraron dos porros. Una vez dentro, se negó a realizar la prueba. Fue detenido y conducido a la comisaría, donde se le abrieron diligencias por un presunto delito contra la seguridad vial porque el que el Ministerio Fiscal solicita también la retirada del carnet de conducir durante un año y un día.

La defensa, a cargo de Nacho Arévalo, pide la libre absolución al entender, conforme reflejaría el atestado policial, que su cliente «no comprendía las instrucciones». El hecho de que al hombre no le conste ningún historial sobre una posible enfermedad mental no es para su abogado argumento para descartar que pueda existir un trastorno sin diagnosticar.

El juicio ha quedado visto para sentencia.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos