«Las fotografías no representan la verdad, tan solo un punto de vista»

Juan Pablo Moreiras, con su cámara.
Juan Pablo Moreiras, con su cámara. / LVA

Testigo del difícil equilibrio en la relación del hombre y el entorno, cuenta en el Aula de LA VOZ su trabajo recogido en su obra 'Frágil' Juan Pablo Moreiras Fotoperiodista

M. PICHEL AVILÉS.

Juan Pablo Moreiras es un reputado fotoperiodista que hace 25 años decidió cambiar la biología por la cámara fotográfica. Gallego nacido en Francia, ha publicado reportajes en National Geographic, BBC Wildlife, Blanco y Negro o The Daily Telegraph. Retrató durante una década al gorila de montaña en el marco del programa internacional de conservación de esta especie amenazada. Se define como «un contador de historias», a través de lo que su ojo capta. Expone durante todo el mes en el CMAE, y hoy impartirá una conferencia en el marco del Aula de Cultura de LA VOZ, coordinada por Armando Arias y patrocinada por Cafés Toscaf, con el título 'Frágil, una experiencia vital'. Será esta tarde, a las 20.15 horas, en la Sala Allegro del Hotel 40 Nudos.

-¿Por qué el título de 'Frágil'?

-El hombre se ha separado de la naturaleza, y esa separación me parece aberrante. El equilibrio entre el hombre y su entorno es un punto frágil. El planeta no está en peligro, lleva girando 4.500 millones de años y lo seguirá haciendo. Sí lo está nuestro hábitat, y si esto se convierte en un desierto, no podremos vivir en él. Los países pobre producen materias primas y en los ricos vivimos en una espiral obscena de consumo.

«El hombre se ha separado de la naturaleza, y es aberrante» «Estudiaba Biología y descubrí la fotografía, que te permite vivir mil vidas»

-¿Y tiene solución esa espiral?

-Por ejemplo, se podrían parar todas las guerras hoy mismo. Pero la guerra es un negocio, si dejase de serlo, se podría reconducir. Es como en la selva de Borneo, el hábitat del orangután. Los datos sobre su destrucción son apabullantes. Para plantar palma, cuya grasa solo sirve para cosméticos y bollería industrial, y ambos son accesorios. ¿Cómo convences a una mitad de la población?

-Frágil recoge un cuarto de siglo de trabajo, ¿por qué empezó?

-Empecé hace 25 años, y lo entiendo como una obra viva. Ojalá pueda venir dentro de otros 25 a Avilés a contar todo lo que he seguido haciendo. Todo empezó por la curiosidad, me gustaba leer, los animales... Estudiaba Biología y descubrí la fotografía, que te permite vivir mil vidas. Estar con Jane Goodall y los gorilas de montaña, en Egipto en una excavación, con los orangutanes en Borneo, en la catedral de Santiago...

-Ha trabajado por medio mundo.

-Pero no soy un coleccionista de destinos. Trabajo lento, me gusta regresar, crear lazos. No sé cuántas veces he estado en cada lugar. Se aprende de geopolítica, los dialectos de los pueblos, las fotografías son fruto de una vivencia muy intensa.

-Con los gorilas ha vivido en países con conflictos terribles. ¿Solo nos llega lo malo de ellos?

-Nos llega lo malo, pero no lo peor. Hay cosas que no se podrían ni contar. Pero también hay muchas cosas bonitas. Por ejemplo Ruanda, un país maravilloso, la primera vez que fui acababa de salir de un genocidio.

-¿Se puede convivir con esas situaciones sin caer en depresión?

-Se cae. Los primeros regresos a casa fueron apoteósicos. Llegar, ver lo que tiene la gente y no es necesario. Y en estos países la dureza es habitual, pero también hay sonrisas, ternura, momentos para la diversión. Es necesario tener una visión global, desde la comprensión de lo local, la empatía, descubrir que hay lugares maravillosos.

-¿Es usted un notario de lo que sucede en los países que visita?

-Soy un contador de historias. Creo que las fotografías no representan la verdad, tan solo un punto de vista. Amo la naturaleza, la fotografía, pero no soy un notario.

-En sus fotos destacan las miradas, ¿cómo hace para captarlas?

-En un retrato tratamos de proyectar nuestra mejor imagen. Hay que despojar de eso, y para conseguirlo se necesita tiempo, conocer a la gente, conseguir su confianza, reflexionar, huir de la prisa.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos