Franco Fontana muestra sus imágenes en el Niemeyer

Landscape Basilicata (1985)./
Landscape Basilicata (1985).

El centro acoge desde el viernes una exposición del considerado uno de los grandes protagonistas de la fotografía italiana de la posguerra

J. F. G. AVILÉS.

El Centro Niemeyer inaugura el viernes la exposición 'Franco Fontana. Fotografía', sesenta imágenes captadas a lo largo del último medio siglo por el considerado uno de los principales protagonistas de la fotografía italiana de la posguerra y uno de los nombres clave en la fotografía europea, Franco Fontana. Entre ellas figuran cuatro de sus series más conocidas, 'Paisaje', 'Paisaje urbano', 'Serie asfalto' y 'Fragmentos', además de trece imágenes originales de las décadas de los años sesenta y setenta y otras obras que permiten comprender la evolución de su proceso creativo.

Fontana (Módena, 1933) describe la creatividad como «la presencia de la inteligencia combinada con una calidad personal distintiva» y sus fotografías permiten descubrir la armonía geométrica de la naturaleza, fruto de una estudiada composición de la escena y de una medición de la luz magistral. Sin manipulación ni artificios, sus imágenes parten del proceso analógico, lo que da idea del control técnico que despliega a loa hora de realizar sus fotografías

A lo largo de su dilatada trayectoria ha realizado multitud de campañas publicitarias para firmas como Fiat, Volkswagen, Versace, Canon o Kodak, y sus trabajos se han publicado en publicaciones como 'Time', 'Life', 'Vogue France', 'Sette del Corriere della Sera', 'Frankfurten Allgemeine Zeitung',' The New York Times' y una larga lista de prestigiosas cabeceras. Sus obras figuran en los principales museos de todo el mundo, incluyendo el Metropolitano de Tokio, la George Eastman House en Rochester, el Ludwig de Colonia, el de Arte Moderno de San Francisco, el de Bellas Artes Boston o la Galería Nacional de Australia en Melbourne.

Fontana reinventó el uso del color como medio de expresión a través de un nuevo análisis, a veces provocador, del paisaje natural y estructurado con la intención de encontrar nuevos signos, estructuras y superficies cromáticas que se correspondan con su imaginación creativa.

Sus paisajes se ubican en el límite entre la representación y la abstracción, a través de una gran sensibilidad cromática y una capacidad compositiva igualmente notable. Las formas naturales se convierten en las fotografías de Fontana en fondos de color sorprendentes y la vista se transforma en visión. «La creatividad en fotografía», asegura, «no debe reproducir sino interpretar. Debe hacer visible lo invisible», premisa con la que logra despertar en el espectador nuevas emociones y sentimientos a través del color, «que exalta al objeto tal cual es pero, por encima de todo, lo transforma en un sujeto que puede vivir con su propia luz».

La inauguración está señalada para las seis de la tarde y podrá visitarse hasta el 17 de junio en el vestíbulo del auditorio. El precio de la entrada es de tres euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos