Un fuerte «olor químico» causa alarma en el centro de Avilés

Vista general del casco urbano de Avilés /MARIETA
Vista general del casco urbano de Avilés / MARIETA

La Policía Local investiga su procedencia y ArcelorMittal dice que no detecta nada en las baterías de cok

ALBERTO SANTOSAVILÉS

Un fuerte olor a dióxido de azufre, o «huevos podres», como han denunciado a este periódico varios viandantes, ha causado la alarma en el centro de Avilés desde las siete de esta tarde. Acostumbrados a este tipo de episodios, pero en una zona más restringida del entorno de la ría, algunos han llamado a la Policía Local, «porque incluso hay gente que se marea y sienten irritación en los ojos», según manifestó uno de ellos a este periódico desde la calle de Rui Pérez. La Policía Local asegura que desconoce la procedencia y que está investigando el origen de un fuerte mal olor que se deja notar en la calle, pero también dentro de las viviendas de todo el centro de la ciudad.

Otros vecinos se han puesto directamente en contacto con el 112, que les han informado que el radio de alcance del mal olor abarca desde Valgranda hasta la avenida de Los Telares.

En estos casos las miradas se suelen girar hacia las baterías de cok, pero LA VOZ DE AVILÉS se ha puesta en contacto con un portavoz de ArcelorMittal, que niega que se haya registrado incidencia alguna en las instalaciones.

El Colectivo Ecologista de Avilés se ha sumado en la denuncia de este presunto nuevo episodio de contaminación en la comarca de Avilés. Según explicaron, se trataría de un fuerte «olor químico» del que aún se desconoce su procedencia.

Los ecologistas, que ya han trasladado la información al Servicio de Emergencias del Principado de Asturias, dicen que no han obtenido respuesta aún acerca del lugar de emisión del mismo.

Según han explicado, el olor se hace «insoportable», fundamentalmente en la zona de la Ría de Avilés, aunque también puede percibirse en otros puntos de la ciudad, así como en los distintos polígonos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos