La Fundación Laboral de la Construcción impartirá cursos de arquitectura efímera en el Niemeyer

El Centro Niemeyer ya ha acogido diversos congresos y jornadas. / MARIETA

La idea se encuentra aún en fase inicial y, antes de comenzar, el centro cultural debe aún homologarse como centro de formación

B. MENÉNDEZ AVILÉS.

El Centro Niemeyer y la Fundación Laboral de la Construcción de Asturias pretenden estrechar una relación de colaboración que ya ha servido en el pasado para, por ejemplo, acoger alumnos en prácticas. Ahora, la FLC está pensando en el espacio que ofrece el centro avilesino para organizar cursos de arquitectura efímera. Luis Alonso, director de Formación, reconoce que están «muy abiertos» a cooperar con el Niemeyer, ya que ambos organismos se encuentran en una asociación de fundaciones de Asturias.

Alonso asegura que «no hay ningún documento firmado», pero a su vez recuerda que desde la Fundación Laboral de la Construcción «siempre estamos valorando hacer cosas nuevas y ofrecer nuevas propuestas formativas». Por este motivo, desde la entidad tienen puesto un ojo desde hace tiempo en la arquitectura efímera, una modalidad que no dominan muchos profesionales en Asturias ni hay muchos cursos o másters al respecto -excepto en Madrid y Barcelona-, pero de la que actualmente hay mucho mercado.

La arquitectura efímera, como su nombre indica, es la destinada a diseñar y montar espacios temporales, como pueden ser los stands para ferias y congresos, mercados o escenarios de conciertos y festivales. Este tipo de formación no solo está destinada a arquitectos, sino también a diseñadores gráficos o de producto, entre otras modalidades relacionadas, ambos estudios ofertados por la Escuela Superior de Arte de Asturias en la sede del Palacio de Camposagrado.

Si bien el proceso aún se encuentra en una fase muy inicial, los responsables del Centro Niemeyer y la Factoría Cultural ya han puesto sobre la mesa la posibilidad de postularse como lugares para impartir cursos de formación oficial. Las entidades deberían conseguir la homologación pertinente para poder ofrecer cualquier tipo de enseñanzas reconocidas en el marco español de estudios, lo que según ha podido saber este periódico interesaría especialmente a los administradores de ambos centros.

En el caso de la Factoría Cultural, donde además de las clases de la Escuela de Cerámica y el resto de actividades anuales se han impartido novedosos cursos en colaboración con otras entidades -como el de serigrafía textil, celebrado en el mes de febrero los dos últimos años-, todavía no existe ninguna propuesta en firme a pesar de la adecuación de sus instalaciones y el persistente interés del Ayuntamiento por conseguir esta homologación de enseñanzas.

Fotos

Vídeos