La Fundación de Música Moderna amplía su oferta en el nuevo curso

Una actuación de David Feito en la Fundación de la Músia Moderna. / MARIETA
Una actuación de David Feito en la Fundación de la Músia Moderna. / MARIETA

La cuota mensual de las clases que comienzan el día 4 de octubre permitirá dos sesiones semanales en vez de una

C. R. AVILÉS.

La Fundación de Música Moderna (FMM) comenzará el curso el miércoles 4 de octubre con novedades. Por iniciativa del Patronato de la Fundación, la cuota de cincuenta euros mensuales permitirá dos clases semanales en vez de una, la clase individual tradicional, con el docente de cada instrumento, y otra semanal más práctica. Los grupos de iniciación de los niños mantendrán la cuota de treinta euros al mes, al igual que los denominados 'combos', con doce euros de cuota mensual.

Las clases seguirán un programa de temas musicales seleccionados por la Fundación y estructurados en ocho niveles que darán opción a conseguir los correspondientes diplomas a final de cada curso. También continuará el programa de 'Rock School', con clases de hasta un máximo de tres alumnos, que estos días están programando los horarios.

Otra de las novedades de este curso es el inicio de clases mixtas de música e inglés para grupos, con una cuota de cincuenta euros al mes. También habrá clases de inglés para obtener los títulos oficiales de Cambridge (PET, FCE y ACE), impartidas por el músico Gonzalo Casielles.

Con veintidós años, la Fundación de Música Moderna nació de la necesidad de contar con un lugar de reunión en el que poder ensayar, tocar o grabar. El director, Gonzalo Casielles, explicó en el vigésimo aniversario que, además, en aquella época no había ninguna infraestructura para los músicos de rock, pop, jazz o soul, al contrario que para los de clásica o folclore.

Entidad sin ánimo de lucro, comenzó su actividad en 1995 en Los Canapés, pasó por Sabugo y terminó hace catorce años en Maspalomas, donde se encuentra hoy, convertida en una escuela para unos trescientos de alumnos. El tope porque en el centro, aunque quisieran, no caben más. Aquí ofertan clases de guitarra eléctrica, bajo, batería, voz o jazz para todas las edades y todos los niveles, porque uno de sus compromisos es el de adaptarse a las necesidades del alumno. Organizan habitualmente, además, conciertos en el local con todos los alumnos.

Muchos de sus alumnos deciden compartir clase para abaratar costes sin tener que dejar los estudios y la FMM se esfuerza por ofrecer cuotas similares a las del Conservatorio y gran flexibilidad.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos