Somos, IU y Ganemos abren camino hacia una candidatura común

El público abarrotó la sala del Palacio de Valdecarzana. /  PATRICIA BREGÓN
El público abarrotó la sala del Palacio de Valdecarzana. / PATRICIA BREGÓN

Reivindican en un acto público que Avilés «se sume a las ciudades del cambio» y se presentan como única alternativa a gobierno «agotado»

J. F. G. AVILÉS.

Somos, IU y Ganemos dieron ayer el primer paso en público hacia una candidatura común de cara a las elecciones municipales de 2019. «Esta tarde nos juntamos para comenzar el camino de la construcción de una alternativa que sea más grande que nosotros mismos, para poner cimientos, porque la casa la haremos colectivamente sumando a quienes quieren hacer de Avilés un sitio mejor», manifiestan en un comunicado conjunto emitido al hilo de un acto público celebrado ayer en el palacio de Valdecarzana.

En él, los portavoces de los tres partidos, David Salcines, Llarina González y Agustín Sánchez, solicitaron que Avilés se sume «a las ciudades del cambio» y se presentaron como única alternativa «a un gobierno agotado que gobierna el Ayuntamiento como si fuera su casa».

Ante un público que cubría en su totalidad la capacidad de la sala, una cien personas, y con Dorinda Martínez, portavoz de la Asociación Asturiana de Intoxicados por Metales Pesados y miembro de la directiva de la asociación de vecinos de Versalles en el papel de moderadora, los tres centraron sus críticas en la alcaldesa, Mariví Monteserín, quien a su juicio «ocupa una plaza de retiro político, de prejubilación».

El gobierno que encabeza «se basa en reducir al mínimo la gestión pública directa y el control democrático de la Corporación. Es un gobierno de apariencias, de proyectos que no se ejecutan, retórica y asfalto de última hora para tapar las vergüenzas de las inversiones pendientes. En ese sentido, Salcines señaló que «el 80% de las previstas en el presupuesto de 2017 «aún no se han ejecutado», situación que puso como ejemplo de la «parálisis» que denuncia.

También se refirió a la situación creada tras el rechazo al presupuesto y a la cuestión de confianza planteada acto seguido por la alcaldesa. «El gobierno socialista nunca tuvo la menor intención de negociar el presupuesto con nadie. Votamos 'no' porque siguiendo la inercia de los últimos años beneficiaba los intereses privados con la privatización de varios servicios. Hace ya mucho tiempo que la alcaldesa ha perdido la confianza del Pleno, realidad que cuando menos debería hacerle reflexionar. Tuvo la oportunidad de dar un giro político, pero se empeña en seguir un camino a ninguna parte, en seguir hablando de la Isla de la Innovación, cuando en realidad está en la isla de 'Perdidos'», dijo en alusión a la serie televisiva.

En similares términos se expresó Llarina González. «La alcaldesa está en política desde antes de que yo naciera y ahora busca su retiro. Le falta ilusión y motivación, y lo demuestra día a día. El mandato electoral fue claro, pluralidad, adiós a los años de imposición, pero sigue cerrada al diálogo y en actitud prepotente». La portavoz de IU apeló a la «regeneración democrática. Nos sobran argumentos para decir que ese cambio ha llegado, y lo que tenemos que hacer es materializarlo», señaló.

Las intervenciones de los portavoces municipales dieron paso a un debate en el que participaron miembros de distintas asociaciones de vecinos y de otra naturaleza.

El PP también salió a relucir. «Las fuerzas de la derecha que pretenden el recambio tienen en Avilés una situación compleja. Están divididos, no saben ni gobernar en su partido, malamente van a gobernar una ciudad», dijeron en alusión a su crisis interna. La conclusión fue que «el tiempo del PSOE está agotado. La ciudad necesita un cambio, una alternativa que renueve la ilusión, sumarse a las ciudades del cambio».

Somos, IU y Ganemos cosecharon un 33% de votos más que el PSOE en las últimas elecciones municipales y suman un concejal más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos