García Arias afirma que las cuentas de Melca omiten ocho millones de pérdidas

Afirma que las que los actuales gestores atribuyen a su etapa como administrador «eran provisiones que no han sabido aprovechar»

J. F. G. AVILÉS.

José Luis García Arias afirma que las cuentas de Cartera de Inversiones Melca en liquidación omiten que ha perdido 8.045.124 euros con la amortización de las acciones del Banco Popular y anuncia que las impugnará. Según sus actuales gestores, a 31 de diciembre de 2016 arrojan unas pérdidas de 2.575.171 euros, lejos de los 7.470.942 que acumulaba un año atrás y más aún de los 10.625.972 a la que ascendía cuando los actuales gestores tomaron las riendas. Son su ex mujer y dos de sus tres hijos, que hicieron valer su mayoría en el capital social para hacerse con el control de la sociedad y destituirle como administrador, relegándole al papel de accionista. Se refiere a ellos como «unos señores que un día fueron mi familia y que nunca han dado un palo al agua».

García Arias mantiene que las pérdidas que los actuales gestores atribuyen a su gestión «eran provisones» en forma de acciones «que no han sabido vender en el momento oportuno porque han sido meros espectadores de la subida de la Bolsa. Según sus cuentas han perdido en enajenación de instrumentos financieros casi cinco millones de euros». El fundador del grupo acusa a su hijo Daniel García Becerril, el liquidador, de «incumplir el mandato imperativo de enajenar los bienes sociales, pagar las deudas y entregar el excedente a los socios», actitud que, asegura «ha supuesto la quiebra de alguna filial que ha entrado en preconcurso y el día 9, si no lo soluciona, entrará en concurso de acreedores. Yo sé que según la experiencia de su hermana -Elena García Becerril - liquidadora de hecho, él y el de los recados transformarán la deuda en capital», afirma con tono irónico.

García Arias se refiere a Tecsolpar, que según asegura no figura en las cuentas de 2016, aprobadas anteayer por la junta, a la que no acudió ni tampoco el hijo que se mantiene fiel, Luis Miguel. Según sostiene, el liquidador «ya no tiene nada que gestionar. El patrimonio de Cartera de Inversiones Melca en liquidación, sin contar sus sociedades dependientes, que poseen patrimonio inmobiliario, está formado en un 99% por su cartera de valores, cotizadas y no cotizadas. Pues bien, un mono la hubiera gestionado mejor».

También se refirió al sueldo de Daniel y su hermana, «28.800 euros mensuales camuflados en dos sociedades filiales, una de ellas sin actividad real, la misma cantidad que cobró su madre hasta que, supongo, le dio vergüenza. El resto del ahorro, supongo también, está camuflado con sus gastos personales y usos indebidos de propiedades del grupo en su propio beneficio», concluye García Arias.

Fotos

Vídeos