Con goteras y sin luz en los ecoparques

Un militante de Somos habla con uno de los trabajadores del punto limpio de El Quirinal. /  PATRICIA BREGÓN
Un militante de Somos habla con uno de los trabajadores del punto limpio de El Quirinal. / PATRICIA BREGÓN

Vallas y puertas están rotas, robos a diario y la falta de alumbrado obliga al único empleado del de El Quirinal a iluminarse con una vela Somos exige una remodelación de los puntos limpios ante su estado «lamentable»

J. F. GALÁN AVILÉS.

Los puntos limpios de Avilés no hacen honor a su nombre. El abandono es evidente. Vallas y puertas rotas, ausencia de alumbrado y contenedores saturados, carencia que en ocasiones obliga a quienes acuden a ellos a depositar basura a dar la vuelta con ella en la mano. Los más perjudicados son los empleados. Además de aguantar rabietas e improperios y de tener que estar ojo avizor para mantener a raya a quienes siempre merodean a la espera del momento para entrar a robar, sus condiciones de trabajo están lejos de ser idóneas. Basta ver sus garitas. Sin calefacción, servicios, vestuarios ni agua, salvo la que cae del techo, capaz de llenar un cubo en horas. Tampoco hay luz, por lo que el único empleado que atiende el de El Quirinal, de 10 a 14 y de 16 a 18 horas de lunes a viernes, se ilumina con una vela y se tapa con una manta, obsequio de una mujer en una tarde de frío.

Hay un segundo punto limpio, el de Los Canapés, denominado 'Ecoparque', que además de enseres domésticos también admite escombros, muebles y restos de podas. Allí la situación es parecida, «lamentable. Da asco», resume el concejal de Somos Xune Elipe, que sacará a relucir la cuestión en el Pleno de hoy. En ella incide en que en 2015, «tras una denuncia de Inspección de Trabajo y una investigación del Seprona», el portavoz socialista, Luis Ramón Fernández Huerga, «anunció que serían objeto de una profunda remodelación. ¿A qué espera?», se pregunta.

Los dos puntos limpios de Avilés están gestionados por el Ayuntamiento a través de Urbaser, concesionaria del servicio municipal de limpieza. Cogersa, el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias, se limita a transportarlos al vertedero central de Asturias, en Serín, si bien la recogida no siempre se realiza en el horario estipulado, de ahí los momentos de congestión.

Cogersa inició en 2008 un plan de ampliación y modernización de la red de puntos limpios que aplica a los que gestiona, en su mayoría en localidades de tamaño medio, aunque también en algunas grandes, caso del Espíritu Santo, en Oviedo. Una de las medidas es instalar cámaras de vigilancia, sistema del que carecen los de Avilés salvo una simulada, instalada a modo disuasorio por el empleado. Y es que los puntos limpios están en la mira de los ladrones, sabedores de que allí siempre hay algo de valor, aunque sea al peso. Aunque la vigilancia policial se ha reforzado, los robos siguen sucediéndose a diario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos