«Mi gran error ha sido no calibrar el grado de deslealtad de los tránsfugas»

Pedro de Rueda, en la nueva sede del PP de Avilés, sita en la plaza de La Merced. / MARIETA
Pedro de Rueda, en la nueva sede del PP de Avilés, sita en la plaza de La Merced. / MARIETA

Pedro de Rueda, presidente de la junta local del Partido Popular: «Los que tanto daño han hecho al partido ya están fuera, ahora toca trabajar para proyectar la imagen de un PP renovado, preparado y con ideas»

J. F. GALÁN AVILÉS.

El PP pierde presencia en la Corporación. De seis a tres concejales. Pedro de Rueda, nuevo presidente de la junta local, explica la situación y los proyectos del partido tras la marcha de Alfonso Araujo, su único rival en el proceso abierto para reconstituirla tras ocho meses de gestora, y de los dos ediles que le respaldaban, Constantino Álvarez y Francisco José Zarracina. Abiertamente críticos con su gestión y con el proceso que desembocó en su elección, se han ido al grupo mixto.

-¿Da la crisis por zanjada?

-Sí. Ahora hay unidad entre todos los integrantes del PP de Avilés. Nunca una presidente había tenido tantos votos en un congreso local (235), lo que es una prueba de ello.

-¿Hasta qué punto ha quedado dañada la imagen del partido?

-Los que la han dañado ya están fuera. Ahora nos toca trabajar para proyectar la imagen que este nuevo equipo desea para Avilés, la de un partido renovado, preparado y con ideas.

-¿Hay margen para proyectarla de cara a las elecciones de 2019?

-Y para ganarlas. Ese es el objetivo. Somos un partido ganador.

-¿Cómo va a ser la relación con los tres exconcejales?

-Hablaré en nombre del PP local con los representantes políticos elegidos por los avilesinos, no con tránsfugas a los que nadie ha votado.

-Descartan renunciar al acta de concejal.

-Quien se pasa la vida hablando de ética al final demuestra la suya. Se conoce como aferrarse al sillón.

-Y aseguran que van a defender el programa del PP.

-El programa del PP es del PP, cuyos valores ya no representan.

-¿Intentará recuperar las liberaciones?

-No. Ninguno de nuestros concejales va a tener dedicación exclusiva, no nos interesa.

-También ha solicitado que se aplique el pacto antitransfugismo.

-Todos los grupos municipales compartimos ese espíritu, así que estoy convencido de que se aplicará. A nadie le gustan los tránsfugas.

-Anuncia una nueva etapa. ¿Cuáles van a ser sus líneas maestras?

-Sumar más militantes a los que muchos que se han incorporado en los últimos meses atraídos por un proyecto ilusionante cuyo fin es cambiar Avilés, una ciudad que se ha quedado estancada debido al desgobierno socialista.

-¿Puede poner un ejemplo?

-Hacer una apuesta real por el turismo y conseguir que la potentísima industria que tenemos revierta con más fuerza en la ciudad. No se trata de subir impuestos, sino de crear una ciudad atractiva con un comercio pujante para que en lugar de irse a otros concejos la gente se quede a vivir en Avilés. Es la manera de combatir al gran problema que es la pérdida de población y su envejecimiento.

-Como exdirector de un hotel, ¿cuáles son sus planteamientos en turismo?

-Hay que crear una marca propia, como ya la tienen Asturias y Gijón, algo que se identifique claramente con la ciudad. La apuesta por el turismo se demuestra en los presupuestos, y estamos por debajo de otras localidades asturianas con interés turístico.

-También ha dicho que se ha cerrado un ciclo en el PP en el que se cometieron muchos errores. ¿Cuáles fueron los más graves?

-Cuando la dirección recae durante décadas en las mismas personas las ideas se agotan. No queremos seguir siendo noticia por temas judiciales que provocaron la dimisión de un presidente local (Joaquín Aréstegui) ni por tener una presidenta (Carmen Rodríguez Maniega) que no paraba de enfrentarse a la dirección regional. Sí, se ha terminado un ciclo nada beneficioso para la ciudad ni para el partido.

-El PP ha pasado de seis a tres concejales. ¿Cuál va a ser su papel?

-Defender las ideas de nuestros votantes y el interés general. Somos tres pese que nos votaron para seis, así que habrá que trabajar el doble.

-¿Ve posibilidades de alcanzar algún acuerdo con el gobierno local?

-Sí es bueno para la ciudad, sin duda. Nosotros nunca vamos con el no por delante. De hecho los últimos grandes pactos se alcanzaron con el PP, y no descartamos más.

-La falta de acuerdo con el PSOE en el presupuesto fue el desencadenante que hizo explotar la crisis interna de su partido.

-No nos identificamos con esa afirmación. Intentamos negociar, pero no fue posible. Era un presupuesto muy enfocado a un gasto social mal estructurado que descuidaba los factores que generan empleo y riqueza. Y no se puede renunciar a eso a cambio de un parque.

-PSOE y PP ya no suman mayoría. ¿Afectará a la gobernabilidad?

-Nosotros vamos a seguir trabajando en la misma línea, abiertos a cualquier acuerdo que ponga fin al desgobierno tan dañino para la ciudad.

-¿Cómo definiría la legislatura?

-De stand by, de fin de ciclo del PSOE en Avilés, un partido sin ideas y a la deriva que apenas mantiene las constantes vitales. Avilés se merece un gobierno ambicioso que afronte los grandes retos que tiene la ciudad.

-¿Por ejemplo?

-El soterramiento, la Ronda Norte, la integración de la industria en la ciudad, el turismo o hacer que el Niemeyer deje de ser un enfermo con respiración asistida.

-Haga autocrítica. ¿Ha cometido algún error?

-Seguro que sí. El mayor ha sido no calibrar el grado de deslealtad de los tránsfugas. No esperaba tanto.

-Una de las cosas que le reprocharon es que no viva en Avilés.

-Que duerma a veinte minutos no tiene importancia. En mi etapa como presidente de Avilés Club de Empresas me di cuenta del gran potencial que tiene esta ciudad, que entre otras cosas se caracteriza por ser acogedora con los que no han nacido en ella.

-Por cierto, ¿cuántos afiliados tiene el PP de Avilés?

-Unos 1.400.

-¿Cuántos son de otros municipios?

-Me remito a lo que dijo el juez en el auto que con tanta contundencia enterró las pretensiones de los tránsfugas. Grosso modo, unos 85 no son de Avilés, pero el 90% de ellos son de la comarca y todos salvo dos se afiliaron antes de que se constituyese la gestora. Decir, como mantienen los tránsfugas, que hemos traído gente de fuera solo puede entenderse desde la mala fe o el absoluto desconocimiento.

-¿Hacia dónde se van a dirigir sus primeras decisiones como presidente del PP de Avilés?

-A completar la junta local y establecer un estructura interna que comience desde ya a definir nuestros proyectos y darlos a conocer al detalle. Vamos a cambiar las formas.

-Sepides y el Ayuntamiento mantienen un mano a mano por la limpieza de los terrenos de baterías.

-Es un tema complejo que hay que resolver a la mayor brevedad porque es clave para el futuro de Avilés.

-La alcaldesa apuesta por empresas tecnológicas.

-Hay muchas opciones, y a día de hoy es mejor no descartar ninguna

-¿Se plantea ser candidato a la alcaldía?

-Tenemos un magnífico, Carlos Rodríguez de la Torre, y todavía queda legislatura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos