La grúa retiró dieciocho vehículos abandonados en vías públicas

Imagen de archivo de la grúa retirando un vehículo en las calles de Avilés. /MARIETA
Imagen de archivo de la grúa retirando un vehículo en las calles de Avilés. / MARIETA

Otros 64 están pendientes de que finalice el proceso de comunicación al propietario

Y. DE LUIS AVILÉS.

Entre las funciones de la Policía Local en materia de circulación se encuentra también el control de los vehículos estacionados en la vía pública. El número de coches abandonados en la calle ha ido descendiendo de forma vertiginosa en los últimos años. El año pasado la Policía Local controló 91 y de ellos cuatro fueron retirados por su propietarios una vez iniciado el proceso de comunicación por parte de los agentes, y dieciocho tuvieron que ser retirados por la grúa.

Es una cifra muy alejada de las que se vivían en los primeros años de este siglo, antes de la crisis, donde hubo ejercicios en los que se llegaron a controlar hasta 268 vehículos, el máximo histórico.

El proceso para la retirada de un vehículo abandonado de las calles comienza, normalmente, de oficio por la propia Policía Local, aunque en ocasiones es la Policía Nacional o un vecino el que traslada la denuncia del coche olvidado en la calle. Tras la notificación, se inicia un proceso cuya duración depende en buena manera de que tenga o no matrícula. Una vez localizado y notificado, el propietario dispone de un plazo de 15 días para retirar el coche, de lo contrario se enfrentaría a una multa que puede llegar a los 3.000 euros.

La Policía Local controló el año pasado los 91 vehículos citados, pero de ellos todavía 69 están pendientes de actuación final a la espera de que concluyan los plazos que se da a la propiedad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos