La Guardia Civil detecta un aumento de hurtos y agresiones leves

Los alcaldes de Avilés e Illas participaron junto al capitán en la ofrenda floral de ayer en Bustiello. / MARIETA
Los alcaldes de Avilés e Illas participaron junto al capitán en la ofrenda floral de ayer en Bustiello. / MARIETA

Los delitos graves disminuyen, en cambio, un 1% en los concejos de la comarca avilesina incluidos en su ámbito de actuación

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

La estadística del último año en los concejos de la comarca avilesina bajo la competencia de la Guardia Civil rebaja los delitos graves en un 1% a lo largo del último año, según destacó ayer el capitán de la compañía, Mariano Revuelta, durante la celebración de los actos de la Virgen de El Pilar en el cuartel de Bustiello. Tal como señaló la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, en su intervención, la ciudad dispone de una de las tasas de criminalidad más bajas de España, con un índice de delincuencia de 23,5 hechos delictivos por cada mil habitantes frente a los 25,1 de Asturias y la media nacional que alcanza los 43,3 puntos.

En ese contexto, el capitán de la Guardia Civil en Avilés destacó ayer la reducción en las diferentes figuras tipificados como delitos graves y que cifró en un 1%. Sin embargo, se ha registrado en el último año un incremento de las figuras calificadas como delitos leves que, antes de la reforma del Código Penal, se denominaban faltas. Se trata fundamentalmente de hurtos y agresiones leves.

Sin embargo, la actividad de la Guardia Civil va mucho más allá de la prevención del delito, como recordó Revuelta. Desde el auxilio a personas mayores que se caen en su domicilio y necesitan la intervención policial para recibir la atención médica, a la labor de cuidado del medio ambiente y el urbanismo de los agentes del Seprona; desde el control de armas y explosivos, a la coordinación con otros cuerpos policiales en eventos como las fiestas de San Agustín, sin olvidar la actividad de los diferentes puestos que dependen de Avilés (Soto del Barco, Piedras Blancas, Salinas, Luanco, Cancienes, Llanera), la vigilancia de la prisión de Villabona o el control del Puerto.

De ahí la incesante labor de atención a la ciudadanía, si bien el número total de servicios y actividades no se registran. «La situación puede variar mucho de un día para otro. En una jornada podemos tener ocho o diez intervenciones y, al día siguiente, treinta», comentó Revuelta. En su intervención, la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, destacó la importancia de la coordinación de los diferentes cuerpos policiales para mantener los niveles de seguridad y avanzar en la prevención del delito, tarea para la que también reclamó la implicación de la sociedad civil. Monteserín también agradeció el trabajo diario de la Guardia Civil que calificó como «imprescindible» para la seguridad en la comarca avilesina. La presencia institucional contó, además, con la asistencia de concejales y del alcalde de Illas, Alberto Tirador.

La celebración de El Pilar coincide este año con las obras de mejora del tejado en uno de los bloques del acuartelamiento de Bustiello. «Siempre solicitamos inversiones y, en la medida de las disponibilidades presupuestarias del Ministerio, se van atendiendo», destacó el capitán. No descartó nuevas mejoras en las instalaciones de Bustiello, aunque no responderán a un programa concreto de rehabilitación de los inmuebles.

La festividad de la patrona de la Guardia Civil congregó en la iglesia de Santa Bárbara de Llaranes y en el acuartelamiento de Bustiello a una amplia representación de la sociedad avilesina. Después del oficio religioso, el cuartel acogió el acto de condecoración de los agentes y un homenaje a los caídos de la Guardia Civil.

Más

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos