Un hombre resulta herido de un disparo en un bar de Avilés

Un agente en el lugar de los hechos./José Prieto
Un agente en el lugar de los hechos. / José Prieto

El agresor es un conocido comerciante de la zona que fue detenido de forma casi inmediata sin oponer ninguna resistencia

J. F. GALÁN / C. DEL RÍOAvilés

Un hombre resultó herido anoche en un tiroteo ocurrido en la avenida de Santa Apolonia. El suceso ocurrió en el bar Carpe Diem, situado frente la hotel Villalegre y el bar Tropical sobre las once menos cuarto. La víctima recibió un único disparo en el pecho, según aseguran algunos testigos de los hechos.

Según han explicado algunos vecinos de la zona, víctima y agresor eran ambos residentes en el barrio. Se encontraban tomando algo en diferentes establecimientos, el agresor en el bar Tropical y la víctima enfrente, en en el Carpe Diem, cuando uno de los compañeros del primero le advirtió de la presencia del segundo en el local cercano. Según relatan, había habido una rencilla previa entre ambos.Eran viejos conocidos y algunos vecinos los describen incluso como amigos.

Al percatarse de la presencia del otro hombre, el agresor se levantó, cruzó la calle y se dirigió al establecimiento en el que se encontraba este. Allí se produjo una discusión que terminó con el agresor sacando una pistola de perdigones, según apuntan los testigos, y le descerrajó un único disparo, y quedó tendido en el suelo en el exterior del establecimiento hostelero.

Todo transcurrió de forma rápida y, de hecho, muchos de los clientes que se encontraban en el bar Tropical ni siquiera se percataron de lo que ocurría hasta que comenzó a montarse un pequeño revuelo en la zona. Tanto Policía Nacional como los Servicios Sanitarios se presentaron rápidamente en el lugar de los hechos. El herido fue atendido allí mismo en un primer momento. Estaba consciente y se movía, tal y como aseguran los vecinos. Fue colocado en una camilla y trasladado al hospital, sin que al cierre de esta edición hubiera trascendido la gravedad de las heridas.

El agresor fue detenido de forma casi inmediata por los agentes sin oponer ninguna resistencia. Se trataría de un conocido comerciante de la zona, que regenta una peluquería. Tanto él como su víctima, que tiene una furgoneta de reparto, eran muy conocidos en la zona. Se cree que se encontraban bajo la influencia del alcohol, lo que habría contribuido a enardecer la discusión.

Se desplegaron tres patrullas de la Policía Nacional. Agentes de la científica comenzaron a recabar pruebas en el lugar, señalando la zona en la que se había producido el disparo y analizando los restos que quedaban.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos