Hermandad y mucha fiesta en honor al Cristo de la Misericordia

Decenas de vecinos se reunieron ayer bajo la boina de las fiestas para la comida de hermandad. / MARIETA
Decenas de vecinos se reunieron ayer bajo la boina de las fiestas para la comida de hermandad. / MARIETA

La Carriona clausura sus días grandes con los actos religiosos en honor a su patrón y una comida popular | Los festejos se despiden con éxito de participación en todas las actividades programadas por la entidad vecinal

S. G. AVILÉS.

Las fiestas sacramentales de La Carriona comenzaban el pasado viernes con el pregón de Luis Alonso, el farmacéutico del barrio, que ensalzaba la unión de los vecinos, constante en el paso de los años. Una nueva muestra de esta hermandad se vio ayer en la clausura de las fiestas, que congregó a decenas de personas a lo largo de todo el día.

El último día de celebraciones fue el elegido por la Asociación de Vecinos 'La Xunta' para acoger los actos religiosos en honor al Cristo de la Misericordia, patrón del barrio. Bien temprano, la diana floreada animaba a los vecinos a prepararse para asistir a la misa de campaña, que se celebró a mediodía en el parque. Previamente se llevó a cabo la tradicional procesión del Cristo, en la que además de los feligreses de la parroquia se dieron cita las bandas de tambores de las Cofradías de San Pedro de Rivero y El Beso de Judas. Los más pequeños de estas bandas fueron los protagonistas de un recorrido de emoción en el que el Cristo salió en volandas de sus vecinos.

Tras la misa de campaña dio comienzo la sesión vermú, amenizada por gaita y tambor, en el bar La Breña. Acto seguido, la entidad vecinal comenzó el reparto del bollo a todos sus socios, que fueron pasando a lo largo de la mañana por el centro sociocultural.

Pero sin duda el acto que más demostró la unión del barrio fue la comida de hermandad, que se celebró en el parque. Decenas de vecinos se sentaron entorno a la mesa para disfrutar de una parrillada y otras viandas traídas desde casa. La sobremesa corrió a cargo de 'Un de Grao' y 'Esbilla'.

La tarde se sucedió entre risas y bailes para acabar con la última de las romerías de las fiestas, que para la ocasión contó con la actuación de las orquestas Xanas y Dos de Abril, que prolongaron la fiesta hasta la noche.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos