Hiasa instalará en Corvera una planta para mostrar sus soluciones en energía fotovoltaica

Imagen de las instalaciones de Hiasa, en Cancienes. Fabrica productos siderúrgicos para el automóvil, la seguridad vial, la edificación y la energía fotovoltaica . / MARIETA
Imagen de las instalaciones de Hiasa, en Cancienes. Fabrica productos siderúrgicos para el automóvil, la seguridad vial, la edificación y la energía fotovoltaica . / MARIETA

La empresa con sede en Cancienes afianza su posición en el sector, que cobra un nuevo impulso tras la subasta 'verde'

J. F. GALÁN AVILÉS.

Hiasa desarrollará en Corvera un novedoso proyecto de energía fotovoltaica, una planta piloto cuyo fin último no será producir electricidad 'limpia', sino mostrar a la industria con intereses en el sector el gran abanico de posibilidades que la reciente subasta 'verde' ha reabierto a las renovables, las soluciones que ofrece la empresa y sus capacidades en este campo. El proyecto se enmarca en su política de diversificación y en la firme apuesta por las renovables del gigante español Gestamp, una referencia en el sector a nivel internacional en el que se integra Hiasa a través de Gonvarri.

Más noticias

Será lo que en el argot se conoce con el término inglés 'showroom', una planta escaparate, y se hará realidad en una parcela de unos 7.000 metros cuadrados sita en La Granda (Cancienes), próxima al cementerio municipal de Nuña. El proyecto ya ha recibido todas las licencias necesarias y podría comenzar a materializarse en fechas próximas.

Hiasa da así un nuevo paso firme en su apuesta por la energía fotovoltaica, un sector que tras varios años en penumbra en España renace con fuerza gracias a la referida subasta 'verde', en la que se han puesto en el mercado cerca de 5.000 megavatios de energías renovables en sus distintas fuentes. De ellas, casi 4.000 fueron, precisamente, para producción fotovoltaica, que se imponía así a la otra gran fuente de energía limpia, la eólica. Si a nivel empresarial el gran triunfador fue ACS, que a través de su filial Cobra dio la sorpresa al hacerse con 1.550 megavatios, el segundo mayor lote, de 450, se lo llevó X-Elio, multinacional en el campo de las energías renovables resultante de la alianza entre el poderoso fondo inversor estadounidense KKR y Gestamp Solar, la antigua división en el sector del grupo vasco Gestamp, especializado en componentes para automóviles. En él se integra a su vez el grupo al que pertenece Hiasa, Gonvarri, ambos controlados por la familia Riberas.

Especializada en el desarrollo, construcción, operación y mantenimiento de plantas solares fotovoltaicas con presencia en dieciocho países, Gestamp Solar fue uno de los principales desarrolladores mundiales de energía fotovoltaica, y su alianza con KKR ha reforzado su situación. La empresa resultante, X-Elio, se ha marcado como objetivo pasar de los 300 megavatios que tenía en operación o proyecto en el momento de la alianza, hace menos de dos años, a 2.500 en 2020, crecimiento que contempla realizar tanto mediante compra directa como con desarrollos propios, fundamentalmente fuera de España.

La reciente subasta verde puso fin a un paréntesis abierto en 2012, cuando el Gobierno de España decidió retirar las primas que desde 2007 recibían las inversiones en renovables con el fin del frenar su notable contribución al déficit público y responder al objetivo , impuesto por Bruselas, de que en 2020 las renovables representen la quinta parte del consumo total.

Además de ACS y X-Elio, las grandes eléctricas también irrumpieron con fuerza en la puja para llevarse grandes bloques de megavatios fotovoltaicos. Una vez conocidos los resultados, Javier Fernández-Font, responsable de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) en Asturias, manifestaba su satisfacción por los resultados obtenidos por la fotovoltaica, sector «en el que Asturias es líder en fabricación de componentes». Otras fuentes elevan las perspectivas de empleo en la región a corto y medio plazo por encima de los 3.000 puestos de trabajo.

Nuevas expectativas

El nuevo escenario ha vuelto a despertar el interés empresarial por este sector, abriendo así nuevas expectativas de negocio. Algunas fuentes cifran en más de 7.000 millones el importe de las inversiones que podrían acometerse en el terreno de las energías renovables, tanto de fotovoltaica como de eólica, que de momento va ganando la partida. Más eficiente, a día de hoy hay unos 20.000 megavatios instalados frente a 4.700 de la fotovoltaica. Su rendimiento es inferior, unos 2.500 megavatios hora por cada uno instalado frente a 3.500 la eólica, pero como contrapartida pesa y mucho a su favor que los costes de producción han descendido de forma notable. Y todo apunta a que continuarán por este sendero, lo que podría equilibrar la situación.

Es en este marco en el que nace el futuro 'showroom' de energía fotovoltaica de Nuña, un proceso que transforma directamente la radiación solar en electricidad. Se produce en unos dispositivos denominados paneles fotovoltaicos que desde hace años ya fabrica Hiasa. Aprovechando su experiencia en la transformación del acero y en el diseño, cálculo y fabricación de estructuras metálicas, la empresa corverana se ha posicionado como una de las más importantes en el campo de estructuras para instalaciones solares fotovoltaicas y en la fabricación de componentes para instalaciones termosolares.

En este contexto, cabe esperar que además de la planta piloto de Corvera X-Elio centralice en Hiasa buena parte de su producción de este tipo de estructuras. Son modulares, formato que permite diseñar desde grandes plantas fotovoltaicas hasta pequeños paneles para tejados.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos