La historia de Avilés, en el objetivo

Plano aéreo de Avilés a mediados del siglo XX en el que se aprecian los desaparecidos jardines de Balsera. / ARCHIVO DE LA COFRADÍA DE EL BOLLO
Plano aéreo de Avilés a mediados del siglo XX en el que se aprecian los desaparecidos jardines de Balsera. / ARCHIVO DE LA COFRADÍA DE EL BOLLO

LA VOZ entrega a partir del próximo domingo la colección 'Avilés enfocado', una recopilación de imágenes antiguas rescatadas de diversos archivos asturianos | El diario ofrecerá cada semana más de un centenar de fotografías organizadas de forma temática en diez cuadernillos por Alberto del Río

REDACCIÓN AVILÉS.

No hace muchos años que los coches dejaron de circular por el casco histórico. Quedan más lejano, sin embargo, los tiempos en los que el parque de El Muelle era el puerto de Avilés y los barcos atracaban frente al palacio de Camposagrado, que era frecuente ver burros transportando mercancías por las calles del centro o caballeros ataviados con pajarita y sombrero se reunían en el teatro-circo Somines para suntuosos banquetes. De todo ello se han conservado algunos centenares de fotografías gracias a la inestimable labor de instituciones como la Autoridad Portuaria de Avilés, la Biblioteca de Asturias Ramón Pérez de Ayala, el Museo del Pueblo de Asturias, el Real Instituto de Estudios Asturianos o la Cofradía de El Bollo.

LA VOZ DE AVILÉS ha hecho una selección de todas ellas para, a partir del próximo domingo, ofrecérselas a sus lectores en una cuidada colección de diez álbumes fotográficos que recogen cómo ha sido la evolución de la villa entre mediados del siglo XIX y a lo largo del siglo XX. Desde el próximo 19 marzo, cada domingo se entregará un cuadernillo con el cupón del periódico del día por el precio de un euro.

'Avilés enfocado', el título que lleva esta colección, irá descubriendo a lo largo de diez semanas las imágenes del cambio de calles y plazas, parques y paseos, edificios civiles, templos y escuelas, deportes, las fábricas, el ocio, las infraestructuras y la propia ría, tan importante en el desarrollo económico y urbanístico de la ciudad, con los comentarios del historiador Alberto del Río, que cada semana desde hace más de un lustro escribe en estas mismas páginas los 'Episodios avilesinos'. En los últimos meses ha estado escudriñando por los archivos fotográficos de Asturias para descubrir las imágenes más representativas, singulares y sorprendentes del Avilés del pasado y las ha organizado temáticamente para relatar a través de ellas la imparable transformación de Avilés en la última mitad del siglo XX.

En los cuadernillos aparecen imágenes tan curiosas como la calle de La Cámara adornada con un arco de triunfo como parte de los festejos organizados con motivo de la llegada del ferrocarril a Avilés, el 6 de julio de 1890, una plaza de El Carbayo sin pavimentar, llena de chiquillos y de ropa colgada en los balcones, la plaza del mercado en obras, el palacio de Valdecarzana convertido en un almacén de vinos, y es posible descubrir incluso el desaparecido convento de La Merced, construido en el siglo XVII en los terrenos donde hoy se levanta la parroquia de Santo Tomás de Cantorbery o la fachada del cine Clarín, que se levantaba en la esquina entre las calles Doctor Graíño y La Cámara.

La imagen más antigua

En el archivo de la Autoridad Portuaria de Avilés aparece la que es quizás la instantánea más antigua que se conserva en Avilés, la de un barco atracado en lo que hoy es el parque de El Muelle, frente al palacio de Camposagrado, algo imposible hoy en día y casi impensable para las generaciones más jóvenes. La Cofradía de El Bollo atesora un impactante plano aéreo de un Avilés a mediados del siglo pasado que reviven un Avilés a punto de explosionar demográficamente con la llegada de Ensidesa y otras grandes compañías, con una reducida trama urbana en que se puede jugar a adivinar qué lugar ocupan los nuevos barrios y construcciones.

Pasar las páginas de 'Avilés enfocado' permite hacer un viaje en el tiempo hacia el pasado, recuperar momentos olvidados y otros nunca conocidos, contemplar imágenes olvidadas, estampas perdidas para siempre a golpe de crecimiento y evolución. La mayor parte de las imágenes son en blanco y negro, tomadas seguramente por los fotógrafos de aquellos años: Louis Rapp, Pumariega, Ramón G. Duarte, Mariño, Espolita, Garay, Nobel, Sanso, Huerta... aunque la mayoría aparece indocumentada. Su valor histórico, sin embargo, es incontestable.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos