Un hombre de 40 años, intoxicado en un incendio en Puerta de la Villa

Las dotaciones de bomberos en la Travesía de la Vidriera, en Puerta de la Villa.
Las dotaciones de bomberos en la Travesía de la Vidriera, en Puerta de la Villa. / SEPA

El fuego, declarado a primera hora de la mañana, obligó a desalojar toda la planta séptima de un edificio en la Travesía de la Vidriera

M. PICHEL AVILÉS.

Los vecinos del portal número 23 de la Travesía de la Vidriera, en Puerta de la Villa, amanecieron ayer con un buen susto en sus cuerpos. Alrededor de las siete y media de la mañana se produjo un incendio en una vivienda del séptimo piso que obligó a desalojar las viviendas de la planta y se saldó con un intoxicado leve por inhalación de humo. Para sofocar el fuego se desplazaron efectivos de los parques de bomberos de Avilés y de La Morgal. Un espectacular operativo que terminó con las llamas con rapidez.

El Centro de Coordinación de Emergencias de Asturias recibió el aviso del fuego a las 7.23 horas. En él se indicaba que se había prendido fuego en un canapé, en una de las viviendas del séptimo piso de un edificio de nueve plantas, situado en la Travesía de la Vidriera, en Puerta de la Villa. Y el humo era abundante. Desde el SEPA (Servicio de Emergencias del Principado de Asturias) se movilizó al Jefe de bomberos de la Zona Centro Oeste, y a catorce efectivos de los parques de Avilés y La Morgal. En su despliegue utilizaron dos autoescaleras, dos autobombas urbanas, dos vehículos nodriza y el furgón multisocorro. A la zona también se desplazaron dotaciones de la Policía Local, así como una ambulancia de soporte vital básico por parte del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU).

Alta temperatura

Se desplazaron al lugar bomberos de los parques de Avilés y de La Morgal

La alta temperatura alcanzada, así como las proporciones de la humareda, dificultaron la tarea de los bomberos, que utilizaron los equipos de respiración autónoma y la cámara de imágenes térmicas para localizar finalmente el origen del fuego, en una habitación. Sin embargo, la intensidad del humo fue tal que se formó un colchón que afectó a todo el piso, lo que obligó a desalojar toda la planta.

Para sofocar el incendio, los bomberos utilizaron una línea de agua y la columna seca del propio edificio. La rápida intervención de los efectivos permitió controlarlo y extinguirlo con celeridad, pese a las dificultades que se encontraron por las altas temperaturas y la intensa humareda. Así pues, a las 9.40 horas, después de haber realizado las pertinentes y necesarias tareas de refrigeración, así como de ventilación de las viviendas y zonas comunes, y desescombro del área afectada de forma directa por el fuego, las dotaciones dieron por finalizado el operativo y regresaron a sus respectivos centros.

Como resultado del incendio uno de los vecinos, un varón de 40 años, tuvo que ser evacuado hacia el Hospital San Agustín en la ambulancia medicalizada del SAMU, al resultar intoxicado, de forma leve, por la inhalación del humo.

Fotos

Vídeos