El hombre que causó dos incendios en su piso de La Luz intenta volver a pesar del precinto

Precinto de la puerta del piso incendiado en abril. / MARIETA

Servicios Sociales gestiona su regreso a un centro de rehabilitación de su adición tras ser sorprendido por los vecinos en el portal del edificio

Alberto Santos
ALBERTO SANTOSAvilés

Los vecinos del número 1 de la calle Juan de la Cosa, en La Luz, siguen en vilo. Seis meses después de que otro descuido –el segundo en tres años– del inquilino del piso segundo A, provocase el incendio de su vivienda, la Policía Local ha tenido que intervenir para evitar su regreso. El piso sigue precintado y destrozado en su interior, pero el hombre ha intentado regresar en los últimos días tras ser expulsado de forma temporal del centro de rehabilitación en el que intenta superar sus problemas con el alcohol. No logró pasar del portal por la rápida intervención de los vecinos, a pesar de que llegaba con las maletas y la intención de instalarse.

Sin casa, sin familia a la que acudir y sin tratamiento, en los últimos días se le había visto dormir en el parque de Villalegre, aunque desde ayer permanece ingresado en el Hospital San Agustín gracias a la actuación conjunta de la Policía Local, los Servicios Sociales del Ayuntamiento y Salud Mental. Allí recibirá atención médica y psiquiátrica para estabilizar su recaída en el alcoholismo hasta que las gestiones municipales fructifiquen y pueda volver a la senda de la rehabilitación.

El hombre, de 51 años, fue ingresado en el albergue de transeúntes tras el último incendio del mes de abril pasado. Además de alojarle, era atendido por trabajadores sociales en una primera fase previa a su ingreso en un centro de rehabilitación de Gijón. Según fuentes de Servicios Sociales, su progreso era muy bueno, más rápido de lo habitual, pero un altercado, frecuente en este tipo de centros de desintoxicación, provocó su expulsión durante unos meses.

Una vez que se normalice su estado físico y mental en el Hospital San Agustín, la intención de los Servicios Sociales municipales es que no vuelva a la calle. Volverá a ser atendido en el albergue de transeúntes y se le buscará de nuevo plaza en un centro de rehabilitación, bien en el que ya ha sido tratado en Gijón, o en otro de las mismas características.

Fotos

Vídeos