Un hombre ebrio interrumpe una misa en Avilés y obliga a intervenir a la Policía

Un hombre ebrio interrumpe una misa en Avilés y obliga a intervenir a la Policía

El asunto no fue a mayores, pero sobresaltó a los feligreses que atendían la eucaristía en Santo Tomás de Cantorbery y alteró el curso normal de la misma

C. DEL RÍO

Un hombre con las facultades alteradas, presumiblemente por la ingesta descontrolada de alcohol, interrumpió ayer el oficio vespertino en la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery, obligando a intervenir a la Policía. El asunto no fue a mayores, pero sobresaltó a los feligreses que atendían la misa y alteró el curso normal de la misma. El individuo es, al parecer, una persona conocida tanto por el párroco Reinerio Rodríguez ‘Nello’ como por algunos feligreses y fue visto antes de entrar en el templo bebiendo en un bar cercano, en la calle de Carreño Miranda.

Según relatan algunos testigos, el hombre, que parecía con la intención de seguir el servicio, comenzó a proferir frases incongruentes e inapropiadas en voz alta. Avanzó por el pasillo y llegó a subir al altar y a extender los brazos en forma de cruz mientras blasfemaba. Como no atendía a razones, alguno de los fieles llamó a la policía, que envió a unos seis agentes para sacarlo del templo.

A la finalización del oficio, el párroco trataba de quitar importancia al incidente y disculpar al protagonista. La misa pudo seguir a continuación con la tranquilidad habitual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos