Un hombre provoca su propia detención al presentarse ante la Policía Local con un arma blanca

S. G. AVILÉS.

La Policía Local de Avilés detenía ayer a un hombre, vecino de Avilés y de 37 años de edad, por portar un arma blanca. La detención sería un suceso más de entre los habituales que se viven en comisaría municipal si no fuera porque el afectado provocó su propia detención.

Los hechos tuvieron lugar a las 8.45 horas cuando la persona en cuestión, drogodependiente, se presentaba en la comisaría de la Policía Local y advertía a los policías de la posesión de este arma. Atónito, procedieron a revisar su expediente y comprobaron que tenía en vigencia medidas cautelares dictadas por el juzgado en las que le prohibían la posesión de cualquier tipo de arma. De ahí la detención por saltarse dicha restricción. Un hecho que los agentes que trabajaban a primera hora de la mañana no habían presenciado nunca, «que sea él quien venga para ser detenido es algo que no había visto en más de treinta años de carrera», apuntaban en la Policía Local.

Tras tomarle declaración, los agentes lo trasladaron hasta la comisaría de la Policía Nacional, desde donde ahora se tramitarán las diligencias oportunas ante el juzgado y se decidirá sobre el futuro del detenido. El avilesino ya era conocido por los policías por su fuerte adicción a las drogas, una situación que ya le ha jugado alguna mala pasada.

Fotos

Vídeos