Homenaje en San Juan

La imagen mariana fue llevada en procesión por las calles del poblado.
La imagen mariana fue llevada en procesión por las calles del poblado. / MARIETA

Jesús Inclán, el más veterano del pueblo, recibe el cariño de sus vecinos el día grande de la festividad de la Virgen del Carmen

J. F. G. AVILÉS.

A sus noventa años, Jesús Inclán presume de ser el más veterano de la Asociación de Vecinos de San Juan de Nieva. «Nací en San Cristóbal, pero llevo aquí 62 años», decía con orgullo nada más recibir el homenaje que ayer, festividad del Carmen, le tributaron sus vecinos nada más terminar la misa de campaña y justo antes de que la imagen mariana saliese en procesión por las calles del poblado bajo al ritmo que marcaba la charanga Pepe El Chelo. El oficio lo dirigió don Agustín, que cómo párroco de Salinas también lo es de San Juan, un pueblo sin parroquia, y la imagen, de reducido tamaño, fue recuperada hace unos cuantos años y se guarda en el local de la asociación de vecinos.

Además del cariño de sus vecinos, Jesús Inclán también recibió como obsequio un reloj. Le acompañaba su esposa, Olga Arrojo, y la única hija del matrimonio, María de los Ángeles. Tras la procesión, un buen número de vecinos disfrutaron de una comida de hermandad bajo la carpa de la pista polideportiva que dio paso a una animada sesión de baile amenizada por el grupo Clave de Sol y, como colofón, a un baño de espuma. Con poco más de cien habitantes, la historia reciente de San Juan de Nieva está ligada al puerto y a la industria de su entorno. Su singular iglesia, con forma de quilla invertida, fue cerrada y desacralizada años atrás y ha quedado completamente integrada en el recinto portuario.

Fotos

Vídeos