La huella de la Edad Media

Patricia Pérez explica a los niños la historia del Palacio de Camposagrado. / PATRICIA BREGÓN
Patricia Pérez explica a los niños la historia del Palacio de Camposagrado. / PATRICIA BREGÓN

'Cuéntame un cuadro' abre las puertas del Avilés del siglo XIV en adelante a decenas de niños y familias

C. DEL RÍO AVILÉS.

'Cuéntame un cuadro' y las decenas de niños que ayer asistieron a su visita guiada por el Avilés medieval aprovecharon la «puerta del tiempo que se quedó abierta y por la que se ha colado el mercado medieval» para viajar al pasado de una ciudad milenaria. De la mano de Patricia Pérez, niños y familias se embarcaron en un divertido y apasionante viaje en el que la imaginación jugó un importante papel.

En primer lugar, en la calle de la Ferrería en pleno siglo XIV, donde trabajaban muchos artesanos y comerciantes y donde comenzaron a localizar las primeras pistas para los peregrinos de la época. Pérez les habló de la importancia del puerto, por aquel entonces el más importante del Norte de España, y del Palacio de Valdecarzana, residencia de uno de aquellos comerciantes. Pararon en la iglesia de San Antonio de Padua, donde buscaron el capitel del Pecado Original, pasaron por la Capilla de las Alas y se toparon, poco después, con un mar que entonces cubría el entorno y para el que ninguno llevaba flotador. Vieron los restos de la antigua muralla defensiva en un lateral del Palacio de Camposagrado, antes de continuar por la calle de La Fruta y de concluir la ruta con la leyenda que esconde el escudo de Avilés.

La actividad organizada por 'Cuéntame un cuadro' forma parte del programa 'Un verano con mucho Arte en Avilés'

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos