Huerga defiende el modelo de ciudad del PSOE y Guerrero pide participación

Juan Carlos Guerrero, Pilar Varela, Luis Ramón Fernández Huerga, Manuel Campa y Mariví Monteserín, antes del inicio de la asamblea. / MARIETA
Juan Carlos Guerrero, Pilar Varela, Luis Ramón Fernández Huerga, Manuel Campa y Mariví Monteserín, antes del inicio de la asamblea. / MARIETA

Los afiliados socialistas votarán hoy la gestión de la ejecutiva saliente y elegirán a nueva dirección para la agrupación de Avilés

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

La presentación del informe de gestión con el que Luis Ramón Fernández Huerga cerró ayer viernes sus primeros cinco años al frente de la Agrupación Socialista de Avilés evidenció las diferencias de criterio entre la mayoría de los afiliados y la minoría sanchista cuyo candidato, Juan Carlos Guerrero, rechazó el discurso de Huerga y anunció que hoy votaría en contra. Con todo, si por algo destaca este congreso local es por la ausencia de tensión entre las dos familias socialistas, aunque se mantenía la frialdad típica de las confrontaciones congresuales. Tampoco se obvió el debate, que superó las tres horas de asamblea. La intervención del secretario general saliente y el debate posterior se realizó a puerta cerrada, tan sólo con los afiliados que llenaban el salón de actos de la Casa del Pueblo en la plaza de Álvarez Acebal.

En el su balance de gestión, Huerga recordó el papel de la Agrupación Socialista para fijar la acción política del gobierno desde la ejecutiva local. En este sentido destacó como, tras las últimas elecciones municipales, el PSOE mantuvo su liderazgo en la ciudad demostrando la validez de políticas sociales y de participación «que otras formaciones cuestionaban».

Para Huerga, el PSOE ha logrado «consolidar un modelo de ciudad», logrando «adaptar Avilés a las nuevas realidades que nos ha tocado vivir, con nuevas políticas y planteamientos que hoy son referencia europea». Junto con la gestión pública, Huerga apeló al modelo de partido «que sigue siendo una referencia en el PSOE con algunas actividades como el ciclo 'Diálogo con socialistas', la capacidad de análisis, el compromiso y la altura de miras que distingue a la militancia avilesina». Tras su intervención, se sucedieron las aportaciones de los militantes presentes, entre ellos Juan Carlos Guerrero, que lidera la candidatura alternativa. Guerrero argumentó el voto negativo a la gestión, apuntando como primera razón la «falta de información a la militancia» durante estos cinco años. Guerrero aseguró que, excluyendo las asambleas por convocatorias electorales que son obligatorias, «se celebraron dos al año, son pocas».

«Hemos sabido adaptar Avilés a las nuevas realidades que nos ha tocado vivir»

Las críticas

Especialmente le molestó la ausencia de participación en la crisis que concluyó con la dimisión de Pedro Sánchez. «Nos enteramos por la prensa de la posición de la agrupación. No hubo diálogo, aunque se pidió. Posteriormente, se celebró una asamblea para informar, pero no se consultó a la militancia».

Guerrero también rechazó el discurso de Huerga por «centrarse en el modelo de ciudad, cuando lo que toca ahora es debatir el modelo de partido». En ese sentido, recordó que hace cinco años «Huerga se presentó con un documento de 61 hojas, de las que 60 eran del modelo de ciudad y una para el partido. Y no cumplieron nada de lo que plantearon hace cinco años». También reprocharon a la dirección saliente que la Casa del Pueblo «permanezca cerrada y no se abra a la ciudadanía».

No fue la única intervención crítica. El secretario general de la Unión Comarcal de UGT, Iñaki Malda también tomó la palabra para reprochar la escasa afiliación (un tema presente en otras intervenciones) y también censuró la actitud de la dirección local en «la crisis más grave que ha tenido el PSOE en democracia», acusándolo de «amordazar a la militancia». En este sentido, Huerga defendió que el «como partido democrático», la ejecutiva local siempre ha sido leal a las direcciones regionales y nacional, «aunque nuestras posiciones estuviesen en minoría». Con esa actitud, las diferencias internas «deben discutirse dentro del partido», recordando que, tras el uno de octubre se celebró una asamblea para debatir la situación interna sin obligar a nadie a tomar una postura concreta. Huerga también recriminó a Malda que votase contra la gestión de Javier Fernández en el congreso regional después de que la asamblea avilesina lo aprobase con el 73% de respaldo.

Desde las diez de la mañana de hoy sábado, los afiliados podrán votar tanto la gestión como la nueva ejecutiva. Las urnas se cerrarán a las ocho de la tarde y media hora más tarde se conocerá al ganador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos