Imágenes y textos con historias de Avilés formarán el mural de Los Oficios

Daniel Muñoz, junto a Manuel Campa, en el espacio de la antigua plaza del pescado que ha utilizado como estudio en Avilés. / MARIETA

El trabajo pictórico con el que Daniel Muñoz completará la plaza permitirá a los avilesinos «verse reflejados», dice el edil Manuel Campa

M. PICHEL AVILÉS.

El lunes, Daniel Muñoz, comenzará a mostrar, sobre la medianera del edificio del portal 50 de Llano Ponte, el resultado de sus quince días de trabajo preparatorio. El artista comenzará a dar forma real a lo que aún hoy son bocetos y esquemas, y completará la transformación de la plaza de Los Oficios, la principal entrada de Avilés. Como dijo ayer Manuel Campa, concejal de Promoción Económica, «los avilesinos se identificarán con el mural, se verán reflejados en él». Se trata de una especie de mapa conceptual en el que se mostrarán historias de la ciudad, de sus gentes, entremezclando imágenes con textos.

«Queremos que el mural sea una invitación a visitar Avilés, conociendo su tejido sociológico, su pasado, su presente y su futuro, que la gente no sea mero espectador, sino también partícipe», explicó Daniel Muñoz, que asegura querer articular «una narración basada en lo colectivo, y que tenga bastantes niveles de interpretación». El artista extremeño llegó a la ciudad el pasado 19 de septiembre, y desde entonces se ha empapado de Avilés, de sus gentes, de sus historias personales, para plasmarlas a partir del lunes en la monumental pared que completará el cambio de Los Oficios.

«Cuando elegimos a Daniel ya sabíamos cuál era su estilo, y lo que nos encajaba era contar la historia de la ciudad, una ciudad que tiene que ver con sus barrios y con su gente», resaltó Manuel Campa. El edil cree que el mural puede convertirse «en un elemento de atracción pero es, sobre todo, un espacio en el que los avilesinos se vean reflejados, queremos que vayan descubriendo historias, mitos, leyendas».

Espacio de reflexión

La voluntad creativa de Daniel Muñoz aspira a convertir su obra en un espacio de reflexión, que «obligue a pararse, a mirar, que sea un espacio vivo». Y la entiende como «un proceso» que mostrará desde rincones a edificios populares, tradiciones orales, historias populares, incluso imágenes de la vida cotidiana. «Un retrato de muchas generaciones, desde el Fuero hasta la llegada de la industria, el mar, el casco histórico», enumeró Muñoz, que recalcó que la ha construido «desde cero», porque llegó a la ciudad «sin prejuicios» y todo ha surgido aquí».

La plasmación de la obra desde el andamiaje que cubre la medianera comenzará pasado mañana, lunes y, si las condiciones meteorológicas son benignas, culminarán en quince días. A mitad de proceso, Daniel Muñoz tendrá como ayudantes a tres estudiantes, dos chicas y un chico, de la Escuela de Arte.

Más

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos