El impulso del pequeño comercio

Santiago Álvarez, encargado del Ronda 14 en Avilés, ayer junto a Geli Díaz, encargada de cocina. / MARIETA
Santiago Álvarez, encargado del Ronda 14 en Avilés, ayer junto a Geli Díaz, encargada de cocina. / MARIETA

Los galardonados por la UCAYC agradecen el premio y reconocen que es un «balón de oxígeno» para continuar trabajando

SHEYLA GONZÁLEZ AVILÉS.

El comercio, el turismo y la industria se dan la mano diariamente para impulsar la economía avilesina y comarcal. Tres sectores fundamentales para el sustento de la ciudad, pero también castigados por la crisis económica. La UCAYC premia desde hace 27 años a aquellas empresas que más han destacado anualmente en cada uno de ellos, ya sea por trayectoria o bien por alguna iniciativa innovadora y pionera.

Los galardonados de este año, Cafés El Águila del Caribe, Ronda 14, Joyerías Alflore, Autoescuela Versalles y el tándem formado por el Club Náutico Marina de Avilés y la Escuela de Vela Puerto Ría de Avilés, agradecieron ayer de manera unánime el premio que para todos supone un «balón de oxígeno» para continuar con su trabajo y poniendo a Avilés en el mapa empresarial. Las muestras de alegría al ser reconocidos por su trabajo se suman a la apuesta decidida por continuar en la misma estela de trabajo y calidad.

Hace cincuenta años que Cafés El Águila del Caribe inició su andadura profesional y desde entonces «mantenemos la misma ilusión y filosofía. Que te reconozcan en casa te da ánimos para seguir luchando contra los monstruos de las multinacionales que nos hacen sombra», comentó su propietario Celestino Díaz.

Medio siglo atesora sobre sus espaldas también la Autoescuela Versalles, que lideran María del Pilar Blanco y su hijo Javier Mancisidor. Ambos son el ejemplo de empresa que se adapta al paso del tiempo y a las necesidades del mercado. «Con la creación de VRS Formación hemos apostado por la innovación en el sector. El premio es una recompensa pero que solo se consigue con trabajo, humildad y honestidad», apuntó Mancisidor.

Joyas Alflore abrió su primera tienda en 1960. Hoy Esther Álvarez y su marido Faustino Álvarez trabajan codo con codo por mantener el legado familiar abierto. «El premio lo merecen tanto como nosotros todos los valientes que abren la persiana todas las mañanas. Nuestros clientes nos han traído aquí y nuestro objetivo es mantenernos y continuar con el legado familiar por el que tanto a luchado Esther desde el comienzo», reconoce Álvarez.

Desde el restaurante Ronda 14 aseguran que el galardón es «el botón de 'on' para seguir en la misma línea de innovación gastronómica». Además, con él toman impulso hacia nuevos proyectos que les ayuden a crecer empresarialmente, «caer en la monotonía es el peor error», explicó ayer Santiago Álvarez, encargado del restaurante.

Por último, el premio a la promoción turística ha ido a parar a las dos entidades promotoras de la llegada de la Transgascoine de vela a Avilés, el Club Náutico Marina de Avilés y la Escuela de Vela Puerto Ría de Avilés, quienes pusieron en valor el premio ya que «es un impulso a seguir apostando por el turismo náutico, que cada año aporta muchos beneficios a la ciudad y al resto de sectores. En nuestra mente está volver a traer pruebas como la Transgascoine pero también mejorar los servicios de los pantalanes para seguir atrayendo visitantes», apuntó Mario Bada, presidente del Club Náutico Marina de Avilés.

Fotos

Vídeos