Le imputan un delito de resistencia y desobediencia tras resistirse a ser detenido por alcoholemia

Un policía local realiza una prueba de alcoholemia en Avilés. /Marieta
Un policía local realiza una prueba de alcoholemia en Avilés. / Marieta

Uno de los agentes resultó herido y tuvo que ser atendido en el Hospital San Agustín

YOLANDA DE LUISAvilés

Un joven corverano fue detenido ayer en un control de la Policía Local en la calle Martinete de La Espina. Se le imputa un delito contra la seguridad vial por conducir bajo los efectos del alcohol y otro por resistencia y desobediencia, ya que se opuso a la detención y uno de los agentes resultó herido en el forcejeo y tuvo que ser atendido en el Hospital San Agustín por las erosiones sufridas en el cuerpo.

Los hechos tuvieron lugar sobre las doce menos diez de la noche. El joven, de 31 años y que responde a las iniciales J.D.V.I. fue parado en el control rutinario de alcohol y drogas que la Policía Local estableció en esta calle. Dio positivo en una primera prueba de alcoholemia, 0,88, y en la segunda que se le practicó el resultado fue de 0,78 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

La cantidad supone un delito contra la seguridad vial por lo que los agentes procedieron a la detención, momento en el que el joven corverano se resistió con las consecuencias ya indicadas. Ahora tendrá que enfrentarse a un juicio por dos delitos, el de conducir superando la tasa de alcohol y el de resistencia y desobediencia a la autoridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos