El incremento del consumo aumenta en dos millones de kilos la basura generada en 2017

El punto limpio de Los Canapés. El año pasado la cantidad de residuos depositados en él y en el de El Quirinal bajó considerablemente. /  MARIETA
El punto limpio de Los Canapés. El año pasado la cantidad de residuos depositados en él y en el de El Quirinal bajó considerablemente. / MARIETA

Los residuos que Avilés envió a Cogersa se redujeron en 300.000 kilos por la caída de los depositados en los puntos limpios La recogida de residuos orgánicos ascendió a 29,6 millones de kilos frente a los 27,6 del año anterior

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

Las cifras de residuos orgánicos o fracción resto -los que se depositan en el contenedor verde y también el marrón en los barrios del sur de la ciudad- volvieron a ser el año pasado similares a las de 2012 después de cuatro años de caídas. El aumento del consumo hizo que los hogares avilesinos generasen 29,6 millones de kilos de basura en 2017, frente a los 27,6 del año anterior, una cifra muy similar a la de 2013, 14 y 15, según los datos facilitados por el Ayuntamiento.

Sin embargo, la cantidad total de residuos que Avilés envió al vertedero de Cogersa el pasado año fue inferior a la de 2016. La causa ha sido la importante caída en las cifras de los dos puntos limpios existentes en la ciudad, Los Canapés y El Quirinal. El total de residuos generado por los avilesinos sumó 34.009.244 kilos frente a los 34.312.520 de un año antes, ya que los depositados en los puntos limpios en 2017 se redujeron en 2,3 millones de kilos (6,68 millones en 2016 frente a 4,39 millones el último ejercicio).

En estos puntos limpios cayeron las cantidades recogidas de todos los tipos de residuos que se pueden depositar, pero especialmente los relacionados con la construcción. En 2016, la estadística municipal contabilizó 2,6 millones de kilos de este tipo de residuos a los que se sumaron 1,4 de hormigón, piedra y tabique. Un año más tarde la cifra fue de 1,6 de los primeros, mientras que de los segundos sólo se recogieron en los puntos limpios 156.620 kilos.

El coste por habitante y mes de la recogida y tratamiento fue de 2,59 euros Los kilos recogidos en los contenedores marrones de orgánica crecen cada año

En el caso de los muebles, para los que el Ayuntamiento tiene además un servicio específico de recogida en las calles de la ciudad, la cifra se mantiene prácticamente estable en los últimos años en torno al millón de kilos depositados, aunque desde el año 2015 cambió la clasificación y se dividen en muebles y madera tratada.

Cae ligeramente también el número de neumáticos recogidos en los puntos limpios, el plásticos, los envases, los residuos peligrosos, la tierra o el vidrio plano; por contra, suben también ligeramente los provenientes de las podas que el año pasado alcanzaron los 1,17 millones de kilos frente a los 1,08 de 2016 y también crece la basura orgánica que se deposita en los contenedores marrones.

En el año 2015, el Ayuntamiento inició un programa piloto para la separación de la basura orgánica en Llaranes y lo ha ido extendiendo al resto de los barrios de la zona sur de la ciudad. Ahora tienen contenedores marrones para depositar en ellos este tipo de basura Llaranes, La Espina, El Pozón, Villalegre y La Luz. El Consistorio quiere extenderlo ahora al conjunto del municipio. Se trata de una iniciativa encaminada a cumplir con la directiva de la Unión Europea que establece que en sus países miembros se debe reciclar el 50% de los residuos en el año 2020.

Las expectativas iniciales respecto a este reciclaje de basura orgánica, fundamentalmente la proveniente de la alimentación, no se están cumpliendo, pero año a año va aumentando el número de kilos que se depositan en los contenedores marrones. El año pasado fueron 107.080, frente a los 86.120 del anterior y los 67.100 de 2015.

1,18 kilos por habitante y día

Cada avilesino genera al día de media 1,18 kilos de basura, la fundamental es la orgánica, la que se deposita en los contenedores verdes (un kilo y diez gramos); a las que se suma la de los contenedores marrones de orgánica (20 gramos) y la que se deposita en los puntos limpios (150 gramos). A estas cifras habría que sumarle las de los contenedores de reciclaje de papel, envases y vidrio, que gestiona directamente Cogersa y todavía no ha facilitado.

El Ayuntamiento tiene repartido por el municipio 1.501 contenedores, de los que 132 son para orgánica. En total suman una capacidad para 1,66 millones de litros. Por capacidad, el mayor número de contenedores son los que tienen 800 litros de capacidad (503), le sigue los de 2.000 litros (433) y ya en menor medida los de 330 litros (165) y los de mil litros (119). El resto no llega al centenar.

Avilés pagó el año pasado por la recogida de basura por la empresa Urbaser y su tratamiento por parte de Cogersa un total de 2.493.329 euros, de los que la mayor parte, 1,85 fueron para la empresa y el resto (639.582) para el pago del coste del tratamiento en el vertedero asturiano. Desde el año 2016, este servicio está exento de pagar el 10% del IVA que se le venía aplicando con anterioridad, con lo que aunque se produce un aumento importante en la basura generada, la cantidad abonada por el Ayuntamiento no sube en la misma proporción al haberse reducido los impuestos.

Recoger la basura y trasladarla a Cogersa para su posterior tratamiento tuvo el año pasado un coste por tonelada de 73,31 euros. Repartidos entre los avilesinos, el coste por habitante y año sería de 31,12 euros y si se traslada a mes a mes, sería de 2,59 por habitante o lo que es lo mismo 7,78 euros por vivienda.

Son cifras que han ido creciendo en los últimos años. En 2016, el coste por vivienda al mes era de 7,37 euros y en 2012 la cifra no llegaba a los siete euros, a partir de esa fecha fue aumentando hasta los 7,78 actuales.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos