Infofuturo, de La Curtidora a la medalla de oro al Mérito en el trabajo

Pablo García, ayer en el Parque Tecnológico de Gijón. / PALOMA UCHA
Pablo García, ayer en el Parque Tecnológico de Gijón. / PALOMA UCHA

La empresa, fundada en el Centro de Empresas de Avilés, ofrece soluciones tecnológicas en sectores que van de la logística a la telemedicina

M. PICHEL AVILÉS.

La semilla de la creación empresarial que se siembra en el Centro de Empresas de La Curtidora brota con fuerza y florece. Una de las compañías nacidas al calor de la institución avilesina, Infofuturo, ha recibido recientemente un importante galardón, la Medalla de oro del Mérito al trabajo que concede la organización Asociación Europea de Economía y Competitividad, destinada reconocer a aquellas empresas que contribuyen al impulso del emprendimiento y el buen hacer en el marco económico europeo. Recogió el premio Pablo García, uno de los tres socios fundadores, y hoy CEO de una empresa que se ha internacionalizado, hasta el punto de que el 80 por ciento de su facturación llega del mercado extranjero.

Infofuturo nació hace una década, y desde el inicio se posicionó como una empresa tecnológica, abarcando ámbitos como el diseño y programación de páginas web, diseño gráfico e imagen corporativa, y posicionamiento en buscadores, redes sociales y publicidad. «El primer giro se produjo cuando nos encargaron un proyecto de telemedicina desde Dallas, en Estados Unidos. El proyecto creció, y esta empresa -HT International-, es hoy una de las más importantes del mundo en el sector. Este trabajo nos abrió mercados», resalta Pablo García. Esa propuesta llegó a comienzos de la década, y la progresión a partir de entonces ha sido meteórica. «Cuando empezamos con ello, la telemedicina estaba en una fase inicial, ahora es lo más normal», repasa.

Hoy disponen de alrededor de 400 clientes activos, y el número de trabajadores con los que cuentan en sus instalaciones del Parque Tecnológico de Gijón (no obstante, siguen ofreciendo servicios en Avilés), y también en Sudamérica, asciende a 23 personas. En estos momentos, se encuentran en proceso de desarrollo de un proyecto logístico para una compañía de Panamá, que describe como «una especie de Uber para el transporte, que está teniendo recorrido, y se espera que llegue a Europa en unos seis meses».

El proyecto, que iniciaron tres socios, tiene hoy 23 empleados y proyección mundialSu principal mercado es Estados Unidos, y fuera de España recogen el 80% de su facturación

Repercusión internacional

Todo esto hace que asuma que su labor empresarial «está teniendo casi más repercusión fuera que dentro de España», un dato avalado en su facturación. Destaca asimismo el CEO de la tecnológica asturiana el papel que ha jugado «la importante colonia de empresarios españoles en Texas» para expandir su modelo y abrir nuevas puertas para el negocio. «Estados Unidos es ahora mismo el mercado más importante para nosotros, pero también estamos en Panamá, Colombia, Argentina, Costa Rica y Chile», expone.

Las distancias hace tiempo que dejaron de ser un problema, y las videoconferencias, las reuniones virtuales, la inmediatez del ciberespacio les permiten interactuar con los clientes como si estuvieran a la vuelta de la esquina. Son las ventajas de haber hecho una apuesta fundacional por el trabajo remoto: «El cien por cien de lo que hacemos está en la nube, no creamos ninguna aplicación física, de escritorio, creemos que es contraproducente, y será algo que se terminará por extinguir en no muchos años. Nuestro valor es la innovación, la independencia y que lo que hagamos sea accesible desde cualquier tipo de terminal».

Pese a la apuesta que desde estos mercados hacen por Infofuturo, no descuidan el mercado nacional, los encargos que reciben desde pequeñas y medianas empresas españolas. «No es algo buscado lo que nos llega desde fuera», puntualiza Pablo, que entiende que sus clientes valoran sus «ventajas competitivas». Como es el alto grado de cualificación de sus trabajadores, en su mayoría ingenieros informáticos formados en la Universidad de Oviedo, con la que mantienen un convenio de colaboración; o los costes. «Hoy en día, los obstáculos geográficos no existen», señala García.

Él, como CEO de Infofuturo, fue el encargado de recoger, hace apenas unos días, la medalla al mérito al trabajo que concedió la Asociación Europea de Economía y Competitividad, por ser «una empresa de referencia en el sector de las nuevas tecnologías». «Para nosotros -agradece-, haber recibido esta distinción supuso algo muy inesperado. No nos lo creíamos. Habían seguido nuestros proyectos, y es un reconocimiento al esfuerzo que hemos hecho».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos