Las infracciones penales cometidas en Avilés se redujeron un 3,6%

Una agente de Policía Nacional en Avilés. / MARIETA
Una agente de Policía Nacional en Avilés. / MARIETA

A lo largo de 2017 se denunciaron en la Comisaría de la Policía Nacional 1.928 delitos y faltas, siendo los hurtos los más numerosos

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

La estadística policial confirma que Avilés sigue siendo una ciudad tranquila en una región que, por otra parte, no destaca por su actividad delictiva. El pasado año se registraron 25.652 infracciones penales en Asturias, con una disminución respecto a 2016 de un 1,7%.

Avilés dobla la media regional y, así, su reducción es de 3,6% al disminuir de las dos mil infracciones en 2016 a 1.928 el pasado año. Es, además, la tercera mejor reducción superando a Gijón, con un descenso del 1,5 por ciento, y Oviedo, con una disminución del 2,7 por ciento. Dentro de los municipios donde la Policía Nacional asume la seguridad ciudadana la reducción de la delincuencia es superada por Langreo, con un seis por ciento, Mieres, con un 5,7 por ciento y Siero con una caída de casi el 10%.

Además, otro dato importante es el peso de la delincuencia en la tarta regional, donde la presencia de Avilés se acerca más a municipios con menos población que a las dos principales ciudades. Así, la ciudad más poblada, Gijón, alberga el 27,9% de las infracciones denunciadas y Oviedo el 23,39%. En cambio, la actividad delictiva en la ciudad representa el 7,5% la región. De mantener la misma tendencia que Gijón, Avilés debería estar un punto y medio por encima. Es decir, Avilés registra siete de cada cien delitos del Principado, cuando de mantener el mismo nivel de actividad que Gijón debería estar con nueve. Mieres, por su parte, aporta el 3% de los delitos, un punto y medio menos que Langreo, que representa el 4,5%.

Respecto a la distribución de las diferentes infracciones, apenas se producen cambios en los distintos tipos recogidos en la estadística policial.

Crecen los hurtos

Así, de las 1.928 infracciones registradas el pasado año, la mayor parte son hurtos, en concreto 613. Representan el 31,7 por ciento del total y crecen un 1,7 por ciento respecto a 2016 cuando se habían registrado 603.

Los delitos contra la libertad sexual son el otro grupo de infracciones que registra un crecimiento. Pasan de seis en 2016 a nueve en el pasado ejercicio, lo que representa un aumento del cincuenta por ciento. La tendencia se constata en los dos grupos en los que se divide este tipo. Así, en 2017 hubo dos agresiones sexuales con penetración, una más que en el año previo y siete infracciones en el resto de delitos, dos más que en 2016.

No se registra variación en los homicidios y asesinatos, uno. En el resto de infracciones se registran descensos. Del 40,4% llegan a ser en los robos con violencia e intimidación, que pasan de 52 en 2016 a 31 en 2017.

También es significativo la disminución de los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones. Registra un descenso anual del 23,4 por ciento al pasar de 192 en 2016 a 147 en el último ejercicio. Especialmente significativo es el descenso de los robos con fuerza en los domicilios y que se reducen de 98 en 2016 a 72 el pasado año, lo que representa una bajada del 26,5%.

En 2016, se denunciaron 62 sustracciones de vehículos. El pasado año, bajo este concepto se levantaron 43 actas, lo que implica una disminución del 30,6 por ciento.

Los delitos relacionados con las drogas también registraron números rojos al pasar de tres infracciones en 2016 a dos en 2017, lo que representa una reducción del 33 por ciento.

En un solo caso disminuyen los delitos de lesiones, graves y menos graves, lo que estadísticamente es una reducción del cinco por ciento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos