Una intervención en 5.500 metros cuadrados para unir mejor el centro de Avilés con Miranda

Estado actual del Camino de Gaxín. /  MARIETA
Estado actual del Camino de Gaxín. / MARIETA

El camino de Gaxín, casi impracticable para los coches, es una de las obras más demandadas

Y. DE LUIS AVILÉS.

Las comunicaciones del centro de la ciudad con la zona rural en algunos casos se hace a través de caminos que cuentan todavía con un pavimento superficial que debido a su antigüedad presenta muy mal estado. Este es el caso del Camino de Gaxín, que une la calle Fuero de Avilés con la carretera de Miranda a San Cristóbal. La intervención que plantea el Ayuntamiento afecta a aproximadamente 5.500 metros cuadrados y consiste en la extensión de un nuevo firme que garantice una mayor seguridad para los vehículos que transitan por esta carretera.

En el proyecto diseñado por los técnicos municipales que el Ayuntamiento licitó ayer, se incluye también otras mejoras para este vial, como la ejecución de elementos de drenaje y cunetas para facilitar la evacuación de las aguas de escorrentía y así permitir que el firme se mantenga en buenas condiciones durante más tiempo o la ampliación del ancho del camino en los puntos en los que sea posible hacerlo. Actualmente cuenta con una sección de 4,5 metros de ancho.

El contratista que resulte adjudicatario de esta obra, tendrá que presentar un plan de obra al detalle en el que incluya una programación que cause las mínimas molestias a los usuarios. En todo caso, el plazo que se establece para la renovación del firme de esta carretera no es muy largo, concretamente dos meses.

Los trabajos se completarán, después de la extensión de una capa de cinco centímetros de rodadura, con la colocación de nueva señalización horizontal y vertical también para incidir en la seguridad vial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos