El joven que intentó salvar a una perra en el río Magdalena sufrió una hipotermia

Y. DE LUIS AVILÉS.

El joven que el pasado sábado se lanzó al río Magdalena a tratar de salvar a la perra labradora 'Alaska' sufrió una hipotermia de la que fue atendido en el Hospital San Agustín. Testigos presenciales relataron a LA VOZ DE AVILÉS lo sucedido esa tarde. Este joven tomaba algo con sus amigos en el bar La Bodeguina y al oír al dueño de la perra pedir auxilio corrió a la zona y no dudó en saltar al agua para tratar de rescatar al animal. Peleó durante minutos contra la fuerte corriente y le lanzaron una cuerda para tratar de agarrar a 'Alaska', incluso hubo un momento en que parecía que por fin conseguiría salir con el animal, pero se soltó el collar y la labradora volvió a la corriente.

Mientras, los que estaban en la zona llamaron al 112 en busca de ayuda para ambos, pero los efectivos que llegaron ya nada pudieron hacer más que conseguir sacar el cuerpo de la perra ya sin vida cauce abajo. El joven permanecía en el agua y tuvo que ser ayudado por los viandantes que habían seguido todo el proceso de intento de rescate en la zona para salir de la corriente. Ya fuera no encontró tampoco ayuda en los cuerpos de seguridad para que le trasladasen al Hospital San Agustín, a donde finalmente le tuvo que llevar una de las personas que se encontraba en el lugar que tenía coche, ya que él cuando se lanzó al agua llevaba en el bolsillo la llave del suyo y no funcionaba al salir, además en el intento de rescate perdió móvil y cartera.

Ya en el hospital, se comprobó que tenía 32 grados de temperatura, hipotermia, por debajo de 30 se pierde la consciencia y se puede llegar a morir. Además se le atendió diversas lesiones fruto de su lucha con la fuerte corriente de agua para tratar de salvar a 'Alaska', de la que tiene el collar y su correa que parece que le gustaría devolver al propietario, que se fue del lugar precipitadamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos