Un juez anula un contrato de venta a domicilio a una anciana de 93 años con sordera total

Un juez anula un contrato de venta a domicilio a una anciana de 93 años con sordera total

Rescinde el contrato con una financiera por una operación de compra de una cinta andadora, un robot aspirador y una tablet

RUTH ARIAS

«Es incomprensible que la contratación haya sido realizada con una persona que al momento del contrato tenía 93 años y cinco mses y que ademas adolece de una sordera total», señala el juez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Avilés, que ha desestimado la demanda de Unión Financiera Asturiana contra una anciana avilesina a la que requería el pago de 1.960 euros por la compra en su domicilio de una cinta andadora, un robot aspirador y una tablet.

La señora, efectivamente, firmó la compra, pero el juez entiende que «no consta que recibiera información clara y comprensible sobre los extremos del contrato». Considera, además, que no se informó adecuadamente del plazo legal de desisitimiento de catorce días, por lo que este derecho se extiende a un año, y es esto lo que al final ha permitido a la familia evitar el pago de los casi 2.000 euros de la compra. Se le imponen además las costas del proceso a la financiera.

La Unión de Consumidores, que se ha encargado de la defensa de la afectada, ha criticado con especial dureza este tipo de ventas a domicilio. «Se aprovechan de la vulnerabilidad de los mayores para vender caharros que no necesitan y que a veces les suponen media pensión», explica su presidente, Dacio Alonso, que asegura que hay centenares de familias afectadas por estas prácticas.

En este sentido, la UCE pide al Principado «que suspenda cautelarmente» las ventas a domicilio. «Si añadimos estos casos al problema de los comerciales eléctricos, tenemos un problema serio en los domicilios», afirma Alonso.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos