El juez desestima la demanda de Dia por el alquiler del antiguo economato de Llaranes

Supermercado El Árbol en el antiguo economato de Llaranes. / MARIETA

El supermercado tendrá que abandonar el edificio, en el que se instalaría Familia, aunque contra la sentencia cabe recurso

C. DEL RÍO AVILÉS.

El Juzgado de Primera Instancia Número 6 de Avilés ha desestimado la demanda presentada por Grupo El Árbol, Distribución y Supermercados S. A. (Dia) contra Cofivacasa por el alquiler del antiguo economato de Llaranes. El inquilino actual reivindicaba su derecho a permanecer en el mismo frente a los intereses de la entidad perteneciente a la SEPI (Sociedad Estatal de Propiedades Industriales), que prefiere buscar a un nuevo arrendatario que pague más por la concesión.

El contrato de alquiler con El Árbol (ahora Dia) se había firmado el 6 de octubre de 1995 por una duración de veinte años. En 2015 ambas comenzaron a negociar para alcanzar un nuevo acuerdo y, mientras tanto, se firmaron tres prórrogas sucesivas el 31 de agosto, el 6 de noviembre y el 30 de diciembre, hasta la extinción definitiva del contrato el 29 de febrero de 2016.

Desde entonces, Dia permanece en el economato y abona el alquiler, muchas de cuyas mensualidades ha consignado en el juzgado al negarse Cofivacasa al ingreso.

El juez cree que los correos electrónicos no demuestran un preacuerdoEl director de expansión de Vegalsa confirmó un acuerdo firme por el local

En el juicio celebrado el pasado 15 de junio, Dia reclamó que Cofivacasa cumpliera la «promesa» de renovarle el alquiler que, según trató de demostrar, había quedado patente en diversos correos electrónicos. Cofivacasa negó este extremo, posición que comparte el juez a la luz de los documentos aportados a la causa y de la declaración del director de expansión de Vegalsa (Familia), que confirmó durante la vista oral que habían alcanzado un acuerdo.

En la sentencia se expone que «no se puede considerar que nos encontremos ante un precontrato o compromiso entre las partes», ya que «lo único que consta acreditado en autos son ofertas y borradores -en los distintos correos intercambiados entre las partes- encaminados todos ellos a conseguir llegar a un acuerdo».

El juez ahonda en el razonamiento al añadir que «no existe un solo documento del que se pueda deducir que la demandada (Cofivacasa) se comprometió con la demandante (El Árbol-Dia) a materializar un nuevo contrato de arrendamiento». Así, en los correos electrónicos de 25 de marzo de 2015 y de 15 de junio del mismo año, presentados por Dia como prueba, «en modo alguno se muestra aceptación de tales condiciones, pues específicamente se señala que hay que seguir trabajando» en una serie de obras que Dia había ofrecido y en el borrador del contrato.

Además, siempre según la sentencia, el hecho de no referirse al aparcamiento, al periodo de permanencia mínima y a los beneficios para los trabajadores, entre otros, demuestra que el contenido de los correos no era un preacuerdo.

El juez advierte que, paralelamente, Cofivacasa llevaba negociaciones con otras empresas, «como con la que finalmente se alcanzó el acuerdo, Vegalsa». La sociedad de distribución gallega, a la que pertenece el supermercado Familia, había acordado abonar 6.500 euros al mes por la gestión del antiguo economato, mil más que los ofrecidos por Dia a Cofivacasa, que además pretendía renovar el contrato de arrendamiento por diez años.

El Grupo El Árbol tiene ahora un plazo de veinte días para recurrir la sentencia. En juego está la gestión del único supermercado del barrio.

Temas

Avilés

Fotos

Vídeos