Juicio por presunta estafa al Consorcio de Transportes

R. D. AVILÉS.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Avilés celebrará hoy la vista oral contra los administradores de la Empresa Roces, padre e hijo, por una presunta estafa al Consorcio de Transportes. La Fiscalía ha solicitado una pena de dos años y medio de cárcel por pedir a los empleados que pasasen el 'billete único' por las máquinas de los autobuses de forma fraudulenta durante dos años.

Según la Fiscalía, desde el 22 de diciembre de 2010 hasta el 6 de febrero de 2013, los acusados utilizaron 3.793 veces de forma fraudulenta el billete único, en su modalidad Bono 10, un bono que personalmente y por empleados de la empresa, por oden de los acusados, se cancelaban con los equipos existentes en los autobuses, simulando viajeros no existentes, además de realizar cancelaciones de transborodos ficticios.

La Empresa Roces fue una empresa familiar fundada hace años por los hermanos Ricardo y Roberto Fernández Suárez, que en septiembre de 2007 vendieron a Celestino Fernández Argüelles, actuando como gerente su hijo, Celestino Fernández-Argüelles Bravo.

Fotos

Vídeos