El juicio se suspende por un informe que no pudo ser estudiado por la defensa

El acusado de acoso sexual, ayer, en los juzgados de Avilés. / MARIETA
El acusado de acoso sexual, ayer, en los juzgados de Avilés. / MARIETA

E. F AVILÉS.

El juicio contra el jefe del departamento de alimentación de un centro comercial de Avilés acusado de acosar sexualmente a una empleada se suspendió poco después del inicio de la vista oral. La causa fue la presentación, por parte de la acusación particular, de un informe elaborado por la psicóloga que atiende a la demandante y cuyo contenido fue puesto en conocimiento del juez, la defensa y la Fiscalía ayer por la mañana.

Más información

Aunque en un principio el juez de la sala 2 de lo Penal de Avilés denegó la solicitud de suspensión formulada por la defensa, tras analizar el informe de nuevo rectificó su decisión y accedió a aplazar la vista ante el riesgo de que esta circunstancia diese lugar a una causa de indefensión y con ello la posterior nulidad del juicio.

Está previsto que la vista oral se reanude el próximo 18 de abril, a partir de las 9.45 horas. Según concluyó el juez, esta sesión contará con algunas modificaciones respecto a la suspendida ayer. Por un lado, se permitirá la colocación de un biombo en la sala, tal y como solicitó la acusación particular, para evitar el contacto visual entre acusado y demandante durante la declaración de esta última. Asimismo, el juez decidió admitir cuatro testigos propuestos por la defensa cuya declaración no se consideró pertinente en un primer momento. Además de las correspondientes penas por acoso sexual, el Ministerio Fiscal solicita para el acusado una pena de cárcel de tres años por un delito de agresión sexual.

Tras este juicio, el acusado y la demandante tienen otras causas pendientes derivadas de esta situación. La primera señalada para el 22 de febrero, en la que se imputa al acusado delitos de coacción y agresión a la demandante y contra la Administración de Justicia. En la segunda causa, aún en fase de calificación, se imputa al acusado un delito por incumplir, el pasado 31 de agosto de 2017, la orden de alejamiento de la víctima de cincuenta metros, que se le había impuesto en marzo de 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos