El jurado popular no pronunciará su veredicto antes del lunes

El acusado, en el primer día de juicio. /  ÁLEX PIÑA
El acusado, en el primer día de juicio. / ÁLEX PIÑA

C. R. AVILÉS.

Tras tres sesiones del juicio contra Julio Pardo, hoy las partes presentarán sus conclusiones. Inicialmente, la Fiscalía, el Abogado del Estado (que ayer intervino por primera vez), la acusación particular y la popular, solicitaron la condena del acusado por un delito de asesinato con agravante de parentesco, alevosía y ensañamiento. Solicitan veinticinco años de prisión, otros diez más de libertad vigilada, la prohibición de residir en la provincia e indemnizaciones para los padres y los hermanos de la víctima. Hoy se comprobará si las pruebas vistas estos días han modificado su planteamiento inicial. La defensa de Julio Pardo, por su parte, mantendrá la petición de libre absolución o, en su defecto, desde los dos años y medio hasta los diez de cárcel.

Mañana viernes se redactará el objeto del veredicto, es decir, las preguntas a través de las cuales los nueve miembros del jurado determinarán ante qué tipo de delito estamos (si homicidio o asesinato) y si concurre algún agravante o eximente. Este cuestionario no se entregará al jurado hasta el lunes por la mañana, tras lo que empezarán a deliberar.

El juicio comenzó el pasado lunes en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial con la declaración del acusado, que no arrojó ninguna novedad sobre los hechos ya conocidos. Aseguró que no recordaba nada de lo sucedido desde que había llegado a su casa y comenzado a beber hasta que recobró la consciencia en el Hospital Universitario Central de Asturias. Fue su abogado el que reconoció que su cliente había matado a su mujer, Ascensión Amores. Ese mismo día, los hermanos de la víctima declararon que el que fuera su cuñado controlaba y anulaba a su hermana.

El juicio termina hoy con la exposición de las conclusiones de las partes

Al día siguiente, martes, se escuchó a los testigos de la defensa, amigos o conocidos de la pareja y la madre y una tía del acusado. La progenitora afirmó que la relación con su nuera nunca había sido fluida y, en los últimos tiempos, era inexistente. También dijo que no tenían problemas económicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos