El Juzgado de lo Social deja en improcedente el despido de la anterior directora del Silken

La sobrina de José Luis García Arias recurrirá la sentencia que desestima la indemnización de 75.000 euros

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El Juzgado de lo Social Número 2 de Avilés ha rechazado la pretensión de la anterior directora del Hotel Silken Villa de Avilés de ser indemnizada con 75.000 euros después de ser despedida. La sala de lo social calificó de improcedente el despido de la sobrina de José Luis García Arias, que fuera fundador del grupo Melca, desestimando la solicitud de la indemnización.

Según destacan los actuales gestores del Grupo Melca, la sentencia, que ninguna de las partes ha facilitado a los medios de comunicación, alberga «serios indicios de que el blindaje de 75.000 euros no se suscribió durante la vigencia de la relación laboral, sino cuando José Luis García Arias ya no era administrador único ni del Hotel Avilés ni del Grupo Melca».

Los actuales responsables destacan que la sentencia confirma que fue la propia afectada la que inició el proceso para desvincularse profesionalmente de Hotel Avilés, sin que en ningún momento alegase la existencia del citado blindaje.

Por su parte, José Luis García Arias avanzó ayer que la sentencia será recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) al igual que sucedió hace un año, cuando se celebró el primer juicio por el despido de su sobrina. García Arias sitúa este conflicto entre los que mantiene con su familia por la gestión del grupo Melca y responsabiliza a sus hijos Elena y Daniel de haber iniciado las acciones contra su anterior directora del Hotel Silken por ser su sobrina.

Ese argumento ya salió a relucir en febrero de 2017, en el primer juicio por este despido, donde el Juzgado de lo Social también lo calificó como improcedente. La decisión fue recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia, que anuló la sentencia al considerar que la jueza no había escuchado unas grabaciones presentadas como pruebas.

La sentencia del nuevo juicio que ahora se conoce confirma el criterio de que se trata de una medida improcedente y no aplica la indemnización. García Arias destaca que la jueza confirma que la medida fue adoptada por la propiedad de Hotel Avilés, no por la empresa gestora, y espera que en el recurso permita confirmar sus tesis de acoso familiar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos