«L'aire acondicionao de los despachos nun dexa que se sienta`l salitre»

Rafael Lobeto Lobo, en Lluanco. / JOAQUÍN PAÑEDA
Rafael Lobeto Lobo, en Lluanco. / JOAQUÍN PAÑEDA

Rafael Lobeto Lobo Exdirector xeneral de la Marina Mercante

Rafael Lobeto Lobo ye un trasgu emparentáu colos cánidos más desarrollaos, como los sos redundantes apellíos amosen. Como aquéllos, enseña intelixencia, rapidez y capacidá de crear y trabayar n'equipu. Como los trasgos, un sentimientu hedonista, prevocador, enllenu d'un humor endiabláu. Corresponsable, en xunto con Agustín Santarúa, de la creación de la Fundación Philippe Cousteau o del Muséu les Ancles de Salinas, apocayá tien desarrollao en Lluanco la ceremonia de los océanos y un sintíu homenaxe al gran Santarúa. A Rafael Lobeto Lobo, hiperactivu, hipercreativu, el so pasu pelos más altos cargos de l'alministración como Director Xeneral de la Marina Mercante, nun-y tien quitao l'amor pola mar («pola so cultura», como-y presta repitir), el neñu que-y vive adientru... nin la capacidá de suañar.

-¿Y tú de quién yes?

-Rafael Lobeto Lobo, fíu de Rafael y de Jovita, padre de Rafael y home de Pilar... Imaxino que tamién soi de Santa Marta, pal Infiestu, lo meyor de Piloña... Parafrasiando a Goytisolo, «nun soi miu siquiera» (ríe).

-¿Un día perfectu de nenu?

-Quésiyo... Dir con mio güelu Julio, el de Santa Marta, a la gueta castañes... Aquel paisanu enseñóme de too: a asar les castañes de les cuerries o les mazanes... Yera un gran trabayaor...

-¿Y de nenu qué quedríes ser?

-Marineru... Capitán de barcu... Qué coses, dende guaje siempre tuvi esi aquel: la mar, embarcar, sintir el salitre na piel, na boca... La sensación de llibertá... Ser un personaxe d'aquellos de Verne o Salgari que necesitaben mirar pa un horizonte que nun tuviere fin...

-Y col tiempu conseguístelo y en munchos frentes.

-Sí... Soi testerón y yá puestos: marinu, xurista, capitán, abogáu maritimista, exdirector xeneral de la marina mercante, y profesor de derechu marítimu... ¿Anque sabes de qué toi más argullosu? De la mio etapa como funcionariu públicu per oposición. Salvar vides fue lo más gratificante, anque tamién te tengo dicir que, tres dedicar durante munchos años cada segundu la mio vida a esa osesión, vamos llamálo asina, el preciu que pagué no personal y incluso no familiar, fue mui altu...

-Y ente más otro la creación de la Fundación Philippe Cousteau. ¿Cómo naz?

-Agustín Santarúa, una de les referencies ilustraes asturianes más destacaes del pasáu sieglu, en xunto con unos cuantos llocos ente los que yo taba, tres crear les Alboraes de Candás, la Cofradía de la Buena Mesa de la Mar, los Asturcones del Sueve; tres puxar pola rexeneración marítima y la cultura de la Mar, el Muséu d'Ancles de Salinas, les Ceremonies de los Océanos... pensamos que yera menester ordenar esos esfuerzos. Coles mesmes, el Comandante Jacques Cousteau y Agustín Santarúa determinaron crear esa fundación n´ homenaxe a Philippe, el fíu que-y morriere en Llisboa... Entós implicamos n´aniciativa a la so vilda Janice y a los sos fíos Alexandra y Philippe. Por supuesto pa llograr consolidar una Fundación d´eses característiques, necesaria y, si me permites la espresión, «tan petecible», nun faltaron dificultaes, engaños y traiciones... Pero equí tamos, más vivos y ilusionaos que nunca y cola familia Santarúa de nueves a bordu, fía, nieta y bisnieta incluíes. La Fundación Philippe Cousteau naz con una doble voluntá: sensibilizar, enseñar, implicar a la xente na cultura la mar y, perende, sensibilizar a ciudadanos y gobiernos nel desarrollu de politiques mediuambientales que cuiden, miren por esi santuariu, por esa madre-nutricia como tendría de vese la mar. Los llogros oxetivos de la Fundación son impresionantes y nun cabríen equí: defensa de la Mar y la so cultura, acciones d'apoyu a les muyeres pescadores d'Africa, desenrollu de los Campamentos de Jóvenes en L'Habana y Santiago o de les Ceremonies de la Xunión de los Océanos en Puerto Rosario Fuerteventura, Lluanco/Candas -acabamos de facélo nel ária del Cabu Peñes y en setiembre, pa Puerto Vallarta México- y siempre la Maritimidá y la Europeidá. Acúerdate que nel 2001, en collaboración col Conceyu Corvera llevamos la cultura de la mar a Madrid, en acción pola diversidá cultural que tuvo mención na Unesco...

-¿La mar respírase nos despachos oficiales?

-L'aire acondicionao y la moqueta munches de veces impiden que se sienta'l salitre neses instancies... L'Alministración Maritima Española carez de sensibilidá y modelu, y sufre dispersión y descoordinacion y ineficacia. Nun somos quien a que nin l'Estáu Central nin les Autonomíes, y muncho menos la Universidá, tengan sensibilidá marítima. Cuasi seguimos como cuando metieron presu a Xovellanos por defender lo mesmo. El modelu necesita serios axustes. La receta ye simple: sensibilidá, conocimientu y apoyu a les necesidaes de la xente que mantién realmente esa cultura...

-¿Hai un viaxe na to vida que te preste compartir?

-El viaxe de la mio vida ye la mio propia vida concebida como tala... Nel Ulises de Joyce o nel clásicu Griegu. Tengo recorrío Asturies entero... Y d'ehí tengo saltao a bona parte del mundu. Y sigo faciéndolo y sigo deprendiendo. Vivencies y anécdotes toes, ensin olvidar exemplos como los de Santarúa, el Padre Ángel o mios Pás y maestros...

-Agustín Santarúa marcóte muncho...

-Los 'Santarúa' con artistes como Vicente, con motores imparables como Agustín... Son lo qu´esti pueblu tendría ser: riesgu, innovación, emprendimientu... Sí. Marcóme l'amigu, el paisanu col que deprendí.

-¿Ta reconocíu n'Asturies como se merez?

-Somos pueblu cruel pa los meyores de nosotros. Agustín Santarúa ta por conocése y reconocése no personal, dao que la so obra ta esparcía y funcionando per mediu mundu... Habría dase'l so nome al paséu marítimu de Salinas, al pie de la so gran obra que fue'l Muséu les Ancles...Y, como meyor homenaxe pa honrar la so memoria: siguir trabayando defendendo los sos principios...El Manifiestu Azul...Y los compromisos qu'acaben de robláse en Lluanco.

Fotos

Vídeos