Las lanzaderas de empleo insertan en el mercado a la mitad de los participantes antes de su conclusión

Participantes en la lanzadera de empleo de Avilés en la avenida de Alemania. / MARIETA
Participantes en la lanzadera de empleo de Avilés en la avenida de Alemania. / MARIETA

El proyecto avalado por las fundaciones Telefónica y Santa María La Real finalizará el próximo mes de abril con veintitrés participantes

F. DEL BUSTO AVILÉS.

Aunque la estadística no es lo más importante de este proyecto, sí refleja en buena medida su buena salud. Hablamos de la Lanzadera de Empleo, una iniciativa del Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias con el apoyo de las fundaciones Telefónica y Santa María la Real del Patrimonio Histórico y el Fondo Social de Empleo.

Avilés acoge una de las cuatro lanzaderas existentes en Asturias junto con las iniciativas de Gijón, Oviedo y Langreo. Hasta el momento, la mitad de sus participantes ya han encontrado empleo y la perspectiva es que cuando se concluya, el próximo 27 de abril, el porcentaje podría ser mayor.

La actividad comenzó el pasado mes de noviembre con veinte participantes y once ya han encontrado trabajo. Las tres primeras inserciones se produjeron en esos primeros meses y rápidamente se cubrieron con otras tantas personas para participar en la iniciativa.

Lo más sustancial es la experiencia que viven los participantes. «Se crea un grupo y la fuerza que genera es la que nos ayuda en el proceso de transformación personal. Para mí, la lanzadera es una oportunidad de aprendizaje diario», explica Rebeca Rodríguez García, coordinadora de la lanzadera de Avilés.

El perfil de los participantes es muy diferente. La media de edad ronda los cuarenta años. Hay de todas las profesiones y sus biografías recogen itinerarios muy diferentes. La búsqueda de empleo puede deberse a un traslado, la voluntad de regresar al mundo laboral después de un tiempo alejado de él o seguir en activo después de perder el empleo por la crisis.

«El ochenta por ciento de las ofertas de empleo no se divulgan y debemos de tratar de acceder a ellas. También debemos destacar los elementos que nos convierten en únicos para lograr la selección en ese veinte por ciento», comenta Carlos Díaz, uno de los participantes.

A través de redes sociales, el grupo, que se ha comprometido a seguir unido, divulga sus avances, la promoción del dossier con su currículum. Pero, sobre todo, ganan en el contacto directo, cuando derrochan su ilusión y evidencian que su incorporación beneficiará a cualquier organización.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos