La larga espera del 'Rolldock Sea'

'El 'Rolldock Sea' permanece estos días amarrado en el muelle de Valliniello. / MARIETA
'El 'Rolldock Sea' permanece estos días amarrado en el muelle de Valliniello. / MARIETA

Cargará una serie de piezas de Windar e Idesa para un parque eólico marino en Alemania que están siendo rematadas en el muelleEl buque lleva más de dos meses en la zona de fondeo y ya forma parte del paisaje

J. F. GALÁN AVILÉS.

La silueta del Rolldock Sea' se ha integrado en el pasaje marítimo de Salinas. Lleva allí, anclado en la zona de fondeo, más de dos meses, salvo esporádicas entradas a puerto para avituallarse, como estos días, tarea a la que dedica el menor tiempo posible dados los costes de atraque. Fuentes portuarias aseguran que ningún otro barco ha pasado tanto tiempo en la zona de fondeo y bromean incluso con darle una metopa conmemorativa.

Con bandera holandesa, 140 metros de eslora y 12.802 toneladas de arqueo bruto, es un barco de cargas especiales de la misma compañía que el 'Rolldock Sky', el buque que el pasado mes de junio amarró en perpendicular al muelle de Valliniello para cargar por su popa dos grandes piezas fabricadas por Idesa para una petrolera de Perú. Dada la posición del buque, la maniobra obligó a cortar durante unas diez horas la navegación hacia y desde el fondo de la ría, a la altura del muelle pesquero.

¿Y a qué espera el 'Rolldock Sea'?Al momento de cargar una serie de piezas de eólica marina igualmente fabricadas por Idesa en alianza con Windar Renovables. Las dos pertenecen al Grupo Daniel Alonso. Se trata de piezas de transición, el tramo que une el molino con el soporte anclado en el lecho marino que lo sustenta. Cada una mide unos veinticinco metros de altura por, 6,7 de diámetro, y pesa del orden de veinticinco toneladas. El pedido asciende a 66 unidas, y la primera partida y se encuentra en el muelle de Valliniello, en la margen derecha de la ría.

Salta a la vista. Están en pie, y será así, en posición vertical, como se transportarán a su destino, el parque eólico Merkur, en aguas alemanas del Mar del Norte. Un buque de las características del 'Rolldock Sea' puede llevar un máximo de ocho, por lo que serán necesarios al menos nueve fletes.

Las estructuras, todas idénticas, están siendo rematadas en el propio muelle, y una vez se culmine la tarea terminará la larga espera 'Rolldock Sea'. La estiba podría iniciarse en los próximos días.

Fotos

Vídeos